“Chucho” Pool armó un zipizape en San Lázaro

El comportamiento de cualquier organización que participe en un proceso de legitimación que encuentra como fortaleza la debilidad partidista en el recinto legislativo de San Lázaro, provocó ceguera ante un horizonte incierto por el control del Parlamento de la Unión. 

Ese sometimiento confirma la existencia del plan de arranque de todas las bancadas, en concordato, que mantendrá el control del Parlamento Federal, Morena, PAN y PRI –en ese orden-, mientras siguen al frente legisladores de laya variopinta designados para cumplir los parámetros constitucionales del acuerdo fundacional para que el PRI tome el timón en San Lázaro. 

La estratégica integración del legislador saltimbanqui de prosapia multicolor de primigenia priista, luego se colgó la medallita de Morena para llegar a San Lázaro, ahí, Jesús de los Ángeles Pool Moo, antes se integró a la bancada del PRD, con algunos escarceos para pasarse a la bancada del PT y, en ese marasmo del -vaivén- se integra a la fracción parlamentaria del PRD. Ahora “Chucho” Pool vuelve a ponerse la casaca tricolor en el Congreso de la Unión, que va con calidad de préstamo al PRI por un ratito.  

Con tal decisión agrava las circunstancias en el Parlamento federal con una maquinaria de legisladores que contradice los fines por los cuales la constitución se consolida como poder legislativo en el ámbito del sistema político mexicano. 

Los perredistas, convertidos a priistas por membrete momentáneamente son: Antonio Ortega, Abril Alcalá, Guadalupe Almaguer y Jesús Pool, quien inició esta legislatura como diputado de Morena, después brincó al PRD y ahora se encuentra del lado de la cancha priista.

Con esta suma de integrantes del PRD que, de acuerdo a la coyuntura de su interés, se ha aliado al PAN y, ahora, al PRI, inclinando la balanza para que el PRI consiga el propósito de tener un mayor número de diputados para controlar la Mesa Directiva cuya presidencia estará a cargo de la diputada priista, Dulce María Sauri Riancho.

Que prevalezca la ley y se respete el acuerdo fundacional del 5 de septiembre de 2018, se aduce, donde los coordinadores parlamentarios de esas bancadas de marras en San Lázaro, determinaron que la presidencia camaral estaría controlada por Morena el primer año, seguida del PAN, -que ya concluyó- y, ahora, por el PRI.

Se afirma que cualquier elección que pretenda tener visos de legalidad y legitimidad democrática la cual debe ser consensuada como usurpación ante un régimen regulado de transitoriedad debidamente avalado por las instancias grupales legislativas donde el diputado del PT, Gerardo Fernández Noroña, pretendió presidir la Mesa Directiva del Congreso de la Unión, la cual no logró. -Se vislumbra pleito callejero-. 

Se mueve el tablero político aun con la crisis sanitaria 

Se mueven las estratégicas en el juego del ajedrez de la política del patio para tener influencia al alcance del triunfo o derrota al remover las piezas importantes del tablero. Si se compara con lo flamígero de la política es, además de truculento, en muchas ocasiones ventajoso con tal de conseguir objetivos.

El comportamiento de los partidos Morena y PRD que participarán en el proceso venidero, durante la crisis sanitaria, sin fortaleza, y sin poder hacer aglomeraciones. No puede participar la militancia obediente guardando el distanciamiento debido, -el uno del otro y, así, no se pudo elegir quién será su conductor en el Estado. Lo están intentando de manera virtual, pero -se les ha caído el sistema-.

Ahora por la pandemia que agobia al mundo será de manera virtual la elección del líder estatal del PRD pero, en virtud de la fallida plataforma Zoom, a la que se le ha caído el sistema en tres intentonas, mientras la grey perredista estuvo a la expectativa por horas a ver si así se levantaba el –caído-, por lo que se consideró emitir pronunciamientos de conformidad para que el líder estatal perredista saliente, Rafael Esquivel Lemus se quede en el liderazgo estatal mientras se encuentra la solución. 

En Morena, va a ser a través de una encuesta como objetivo para darle legitimidad al líder en Quintana Roo propuesta por las normas coordinadas del Instituto Nacional Electoral, INE, los procesos organizados con esa representatividad electoral son igualmente legítimos, razón por la cual se constituye la elección del timón de Morena. 

Al no haber la consolidación de un sistema de partidos con base democrática que asuma la responsabilidad de dirigir lo que está en sintonía con el sentimiento y sufrimiento del pueblo, –enalteciendo la frase célebre del Benemérito de las Américas, don Benito Juárez: “El respeto al derecho ajeno es la paz”. 

En el vitral de la bola de cristal 

“Amigas y amigos, les invito a mi 4º Informe de Gobierno el próximo martes 8 de septiembre a las 7:30 de la noche. Atendiendo a la nueva normalidad será virtual, a través del Sistema Quintanarroense de Comunicación Social y mis redes sociales”, publicó el gobernador del Estado Carlos Joaquín González.

En días pasados el vocero estatal, Carlos Orvañanos Rea, informó que el gobernador cumplirá con la entrega al Congreso del Estado del cuarto informe el mismo martes ocho de septiembre. Hizo énfasis en que acorde con las medidas sanitarias y los nuevos hábitos de higiene, el informe se dará a conocer sin invitados.

El gobernador ha insistido en la necesidad de guardar las medidas de distanciamiento social para evitar contagios por COVID-19, es por ello que el personal de la administración pública permaneció en casa durante la contingencia sanitaria y este martes 1 de septiembre inició el retorno gradual a las actividades presenciales. 

El titular del Ejecutivo explicó que los colaboradores tendrán diferentes turnos y horarios de trabajo para evitar aglomeraciones en las oficinas y riesgos de contagio. Además, se aplicarán pruebas rápidas de COVID-19 al personal del gobierno estatal. 

Deje un comentario

1 × cinco =