Notas

Cierran comercios en Tulum ante las amenazas de extorsión

Tulum, 5 Mayo

(Por Esto Q Roo).

Ante las amenazas de extorsión al exigir el cobro por “derecho de piso”, por parte de grupo delictivo en el noveno municipio, optan por cerrar sus negocios comerciantes, viéndose afectados económicamente, pero igual evitándose de esa manera trabajar para el crimen organizado, incluso ser embestidos fatalmente.

Son los empresarios los que piden denunciar los actos delictivos como los casos de intento de extorsión que se continúan dando en la cabecera municipal de Tulum, por ende, siguen bajando sus cortinas comercios.

Con gran sacrificio se viene y se invierte en Tulum, para ello trabajamos duramente a modo de sacar adelante el negocio de toda índole y cuando empiezan a recuperarse de la inversión de pronto son amenazados de no pagar “derecho de piso” atente a las consecuencias.

Y a sabiendas que el grupo criminal cumple sus amenazas, prefieren abandonar el sitio antes que se registre un hecho sangriento, negándose de esa manera a trabajar para el crimen organizado.

“No se puede trabajar atemorizado esperando en qué momento arriba este grupo criminal y actúe en tu contra, al grado incluso de perder la vida, por ende, es preferible cerrar las puertas de los negocios y estar tranquilos aunque afecte la economía, indican empresarios, que viven con el temor que el grupo delictivo lleve a cabo acciones como en Playa del Carmen y Cancún.

Al considerar que Tulum es un lugar turístico aún tranquilo pero que puede perturbarse por el grupo delictivo que busca el cobro del “derecho de piso”.

No sólo comercios del centro de la ciudad han bajado sus cortinas, sino igual comercios establecidos en las colonias populares, donde piensan que no puede llegar hasta esos lugares el crimen organizado, pero a modo de evitar actos sangrientos.

A decir de los mismos empresarios, son varios locales que se mantienen cerrados actualmente, ante la amenaza del grupo criminal, donde igual señalan, las autoridades policíacas tienen que actuar con cautela, la sociedad no puede vivir atemorizada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba