Notas

Cierran tres tiendas del Issste por pérdidas económicas

CHETUMAL, 7 de febrero.-

Cierran sus puertas definitivamente tres tiendas del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (Issste), las cuales venían presentando grandes perdidas económicas desde hace más de una década. Estas tiendas pertenecen una a Chetumal, una en Cozumel y una más en Cancún. De acuerdo a la información proporcionada por la delegación federal, los trabajadores fueron distribuidos dentro de las oficinas administrativas de la delegación, otros prefirieron su liquidación.

En el penúltimo mes del año pasado, el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (Issste) a nivel central anunció el cierre de 30 de las 260 tiendas con las que cuenta dicho instituto, en el país las cuales dejarían de prestar el servicio para los primeros meses del año 2014

La junta directiva del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (Issste) determinó cerrar 30 tiendas Super-Issste, como una medida para empezar a revertir la problemática financiera que afecta a la red integrada por 260 establecimientos, la cual reporta pérdidas anuales por alrededor de mil 200 millones de pesos.

De esas 30 tiendas que han empezado a cerrar sus puertas de manera definitiva, 3 corresponden al Estado de Quintana Roo. En esta ciudad capital, la tienda Super-Issste que estaba ubicada en la avenida Belice, casi esquina con Insurgentes, cerró sus puertas de manera definitiva hace unos días.

Quedan en Chetumal dos tiendas, la que se encuentra en la avenida Venustiano Carranza y la que está ubicada en la avenida Francisco I. Madero, esquina Álvaro Obregón.

La farmacia que se encontraba en la avenida Carranza, a un lado de la tienda Super Issste, también se trasladó al interior de la tienda ubicada en la avenida Carranza.

Las únicas tiendas que quedarán abiertas son las que se encuentran en Chetumal y Felipe Carrillo Puerto.

Las tiendas que cerrarán reportan niveles muy bajos de venta y se ubican en sitios comercialmente inadecuados por la falta de planeación desde que fueron creados. A otros se les dejó de invertir y cuentan con pésima infraestructura.

En el caso de Quintana Roo, la situación es grave, pues las pérdidas económicas por esos establecimientos es bastante grande, especialmente la de Cancún, que reportaba pérdidas por un millón de pesos anuales, por lo que dejó de ser redituable para que continúen.

En las tres tiendas que cerraron la infraestructura es pésima, porque en más de una década se les dejó de invertir. Por ejemplo, el Super – Issste de Cancún no cuenta con aires acondicionados, lo que ocasiona que la gente desista de ir a comprar, pues en temporada de calor es insoportable estar dentro del edificio más de 5 minutos. Los empleados sufren ante ese inconveniente.

La gente ahora prefiere ir a las grandes cadenas de supermercados que están mejor equipadas, en mejores condiciones y mejor surtidas.

De acuerdo a la información de la delegación del ISSSTE, son más de 50 trabajadores que albergaban las tiendas que cerraron. Unos ya se encuentran trabajando en oficinas administrativas de la misma dependencia, otros prefirieron recibir su liquidación.

En su momento, el secretario general de la sección XXVIII del Sindicato de trabajadores del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales para los Trabajadores del Estado (ISSSTE), José Tarquinio Ortega Otero, indicó que el problema existe desde hace 12 años, tiempo en el cual no se le invirtió a las tiendas, por tanto quedaron en incapacidad de competitividad.

Fuente: Alejandra Carrión (Por Esto! Quintana Roo)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba