Notas

Cocinando la sucesión en Cancún

Tiro Libre

Anwar Moguel
Novedades Chetumal
.

En política nada es casual y todo tiene una razón de ser. Se dice que la forma es fondo y muchas veces lo que se percibe es lo que es.

El pasado viernes el primer polo turístico de Quintana Roo, Cancún, fue sede de un magno evento internacional, la XIX Conferencia Interamericana de Ministros de Trabajo a la que asistieron, además de los encargados del sector laboral de 24 países, el presidente Enrique Peña Nieto, el gobernador Roberto Borge Angulo, el senador Félix González Canto, los diputados federales José Luis “Chanito” Toledo Medina y Arlet Mólgora Glover, y el líder estatal del PRI, Raymundo King de la Rosa, y por supuesto el Secretario del Trabajo que fungió como anfitrión, Patricio de la Peña Ruiz de Chávez.

La conferencia internacional quedó a segundo término en el interés de los analistas políticos, superada de calle por el factor electoral y el morbo que genera la carrera por la sucesión gubernamental que está en su punto de cierre.

La presencia del “gran elector” –el presidente Enrique Peña Nieto– quien según la tradición priista será el que palomee al candidato a gobernador del Tricolor para Quintana Roo no iba a ser desaprovechada por Roberto Borge Angulo, que pésele a quien le pese, al ser el mandatario estatal tiene en sus manos una gran cuota de la decisión para seleccionar al que podría ser su sucesor.

Ayer, en su columna Pena Capital, el periodista Javier Chávez Ataxca rememoró los procesos sucesorios que llevaron a los últimos dos chetumaleños al poder, a Mario Villanueva Madrid y Joaquín Hendricks Díaz, deslizando en un par de líneas una gran verdad:todos los priistas saben que un gobernador puede ser el aguafiestas del rancho, manipulando el proceso interno para que triunfe holgadamente el predestinado”.

Y es que el control que mantienen los gobernadores sobre la política interna es crucial en los procesos sucesorios, y aunque no siempre se salen con la suya, su influencia es determinante al momento de la gran decisión.

Roberto Borge no debe –ni quiere– cometer el error de aquel ensoberbecido Mario Villanueva que se puso al tú por tú con el presidente Ernesto Zedillo, con las consecuencias de sobra conocidas, por lo que está recurriendo al diálogo y la negociación constante con un buen número de cartas en la mano.

El momento fue ideal para el mandatario local, al tener al presidente en su terruño, de poder platicar en corto y utilizar esos momentos de privacidad para realizar amarres y tejer alianzas. Desde fuera, los espectadores no podemos saber lo que se negoció, pero los indicios de un acuerdo están a la vista.

El propio Roberto Borge lanzó vía twitter un mensaje nada cifrado sobre lo que puede venir: “Al darle la bienvenida al Pdte @EPN dialogamos sobre la transformación de #QRoo y #Mx ¡Seguirá gracias a la unidad!”

A pesar de los rumores, el candidato de “unidad” del PRI aún no está definido y Borge tiene en la mano dos cartas fuertes en Mauricio Góngora Escalante y José Luis “Chanito” Toledo, y otras más de reserva.

No. Todavía no se ha palomeado al ungido, pero cada día está más cerca la definición. Lo que parece que está más que cocinado, es que una de las cartas de Borge será la que lleve mano.  

 Las opciones de Carlos Joaquín

Carlos Joaquín González, única carta priista que no está en el mazo de Roberto Borge fue el más damnificado por el amarre de Cancún. El subsecretario de Turismo federal es el único que rivaliza en estructura y poderío económico con los consentidos del gobernador, “Chanito” Toledo y Mauricio Góngora, pero al no tener el visto bueno del mandatario sus posibilidades se reducen al mínimo, al menos dentro del PRI.

????????????????????????????????????

Sin embargo el cozumeleño tendrá opciones, las cuales deberá valorar para tomar la mejor decisión. En principio, el ex gobernador de Quintana Roo y secretario técnico del PRI nacional, Joaquín Hendricks Díaz, dijo hace unos días que en breve estarían sentando en la mesa de las negociaciones a los aspirantes, obviamente para repartir el pastel y que todos queden contentos.

Por supuesto que Carlos Joaquín, aunque no está en el ánimo del gobernador Roberto Borge, tendrá un lugar en esa mesa y podrá ponerle un precio a su segundo desistimiento, aunque las condiciones son distintas a las de hace seis años, cuando le tocó una enorme rebanada del pastel político porque solo eran dos pesos pesados los que se disputaban la gubernatura. Ahora son más.

En un evento que realizó en la ciudad de Chetumal, Carlos Joaquín González dijo que no tiene “nada que negociar”. Si decide seguir por este camino, al aspirante le quedan entonces dos rutas por las que podría contender por la gubernatura.

La primera sería abandonar al PRI y lanzarse como candidato de algún partido opositor. El PAN y el PRD le coquetean desde hace tiempo con todo descaro intentando seducirlo, por lo que no sería nada difícil para él hacerse de una candidatura para la gubernatura.

Sin embargo debe pensarlo dos veces, pues en su familia ya hay una experiencia de lo que puede ocurrir. Su hermana, Addy Joaquín Coldwell, saltó al PAN y fue candidata a la gubernatura después de que Mario Villanueva le cerrara el paso e impusiera como candidato al gris Joaquín Hendricks Díaz, que resultó el ganón del pleito entre el gobernador quintanarroense y el presidente.

Addy perdió.

El otro camino es la ruta independiente, que si bien está bloqueada por el candado impuesto por el Congreso local de impedir competir como candidato ciudadano a personas que hayan militado en algún partido en los últimos dos años, es un escollo legal que se puede superar de manera sencilla en las cortes federales. Muestras sobran.

Como independiente, Carlos Joaquín tendría que demostrar que tiene el carisma y la fuerza necesaria para combatir poder a poder contra el acorazado de guerra electoral del Tricolor, acostumbrado a aplastar a la oposición en las batallas por la gubernatura.

Como antecedente, ya hubo un ex priista mal querido que triunfó como independiente convirtiéndose en un fenómeno nacional, el popular Jaime Rodríguez “El Bronco”, quien se hizo de la gubernatura en Nuevo León.

Pero, ¿tendrá Carlos Joaquín lo necesario para convertirse en el “Bronco” caribeño?

Desde las aulas

En el marco del Día Internacional de las Personas con Discapacidad alrededor de 50 docentes de educación especial de Chetumal y sus alrededores participaron en un taller promovido por la Secretaría de Educación y Cultura (SEyC), denominado “Identidad y Proyecto de Vida de la Persona Sorda”, para brindar una mejor atención educativa a quienes padezcan de sordera.

alonso ovando19Esta acción fortalece a la escuela pública, que acorde a las normas que la rigen debe ser un espacio inclusivo, por lo que este tipo de talleres son pasos que se dan en la dirección correcta.

Y es que los maestros, incluyendo los especialistas de educación especial que forman parte de las escuelas a través de las unidades de USAER, enfrentan día a día innumerables retos con estudiantes con capacidades diferentes, a los que se les tiene que brindar la posibilidad de acceder a una educación adecuada para su condición.

Muchas veces, los docentes no están preparados para enfrentar las diversas situaciones que vive y enfrenta una persona sorda, o con otras discapacidades, por lo que la búsqueda de ayuda y asesoría es constante.

El taller programado por la SEyC duró tres días, dejando un buen sabor de boca en los profesores asistentes quienes obtuvieron herramientas para llevar a la práctica en sus centros de trabajo, y ser un apoyo para los maestros de grupo que en algún momento tengan entre sus alumnos a alguno con sordera.

Por su parte, el secretario de Educación, José Alberto Alonso Ovando, dijo al momento de clausurar el evento que “este curso taller les sirvió mucho para comprender mejor los obstáculos que deben superar las personas que tienen una discapacidad como ocurre con los sordos; la participación de los padres de familia, docentes y alumnos, representa una suma positiva para todos”.

Es necesario que este tipo de acciones se incrementen y que más maestros de escuelas públicas estén capacitados para atender la amplia diversidad de características del alumnado. Una tarea titánica de los mentores, que también debe ser reconocida y aplaudida por la sociedad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba