¿Cómo protegerse de un psicópata?

“En Justicia”

Por: Mary Ortega Ruiz

Recuerda que sólo tenemos dos mejillas y, el maltratador, infinidad de puños

“Uno se puede encontrar con un psicópata más a menudo de lo que piensa. Ahora es común tropezarse con personas que no tienen conciencia o empatía por el otro y la falta de comunicación asertiva”.

No importa cuán dulce seas, cuantas conversaciones tengas, cuantas cosas dejes de lado por él o por ella, cuántos cursos de manejo de emociones o terapias de pareja hagas, un sicópata no puede ni quiere cambiar.

Por otro lado esperar que un psicópata reconozca sus errores, así como esforzarse para conseguirlo, resulta una tarea inútil. Primero, porque todo maltratador se considera demasiado perfecto como para cometer errores. Segundo, porque lo que se considera grave maltrato, para el abusador es culpa o inventos de la víctima.

Las víctimas de una relación “mega tóxica” se culpan a sí mismas de los problemas de pareja; se sienten confundidas, exhaustas y deprimidas por el daño psicológico que les han causado los psicópatas integrados.

Sin embargo, distinguirlos no es nada fácil, ya que al inicio tienden a mostrarse como seres “encantadores, adorables, magníficos e intachables”, y cuando por fin se cae su máscara, dejan ver “el personaje siniestro que está ahí detrás”.

Si bien es entendible que puedas perder la paciencia cuando lo descubres siendo infiel y lo niega en tu cara, trata de no gritar o insultarlo. El abusador quiere que te dejes llevar por sus provocaciones para poder decir que la persona enferma y maltratadora eres tú.

Recuerda que ellos son maestros del engaño e inventarán cualquier cosa para torcer tus argumentos o incluso usarán mentiras preventivas para que cuando te decidas a hablar sobre el abuso que padeces no te crean. Una de las mayores satisfacciones para un maltratador consiste, precisamente, en lograr la destrucción total de su víctima sin que él parezca el verdadero responsable, es más, goza diciéndole hasta último momento que “la ama” mientras le hace añicos.

 SEÑALES QUE TU PAREJA ES UN PSICÓPATA INTEGRADO:

1-Te dice rápidamente que eres su alma gemela. “En las primeras citas te escucha atentamente”. Es difícil creer que hayas encontrado a alguien tan perfecto.

2.- “Utiliza el sexo como instrumento de control”. Después de haberte incitado a caer en sus brazos, de repente “se vuelve frío” y desinteresado.

3.- Te deja colgado/a: Te sientes tirado/a o abandonado/a emocionalmente, como en una constante competición con otros por su atención y compañía.

-Terminas frecuentemente hablando de su ex pareja, siempre acusa a sus ex de estar “locas” o ser “psicóticos y/o celosos”.

Solo tú pareces ver su verdadero “yo”: Te preguntas cómo es que nadie se da cuenta de su crueldad. Los demás lo consideran “una persona encantadora”, porque es “un experto en mantener relaciones superficiales”.

Especialista en tu vulnerabilidad: “Se ha convertido en experto en tus puntos débiles”. Todo lo que le contaste al inicio de la relación, ahora es su arma en tu contra.

– Te sientes desequilibrado/a, y hasta tienes ideas suicidas. “Te sientes violado en lo más profundo de tu alma”. Ya no disfrutas de la vida como antes de conocer al psicópata integrado.

LA RECONSTRUCCIÓN

Según los especialistas, antes de desarrollar las estrategias para recuperarte, es indispensable comprender que “no tienes la culpa de lo que te pasó”. Además, aunque sea “confuso y doloroso”, debes ser consciente de que esa persona de la que te enamoraste: “no existe y es un enfermo involuntario”.

Es necesario cerrar todas las vías de comunicación, eludir encuentros con amistades y lugares comunes. En caso de trabajar juntos, debes eludir su mirada.

Libérate de todo lo que pueda recordarte al psicópata integrado (regalos, fotos, prendas). Se debe recordar que “todo aquello no fue amor, sino una manipulación”. De lo contrario, estos objetos pueden reactivar el trauma.

No permitas que recupere el poder sobre ti, con palabras y promesas. Tampoco intentes hacerle saber que estás bien sin él.

Hazte cargo sólo de tu propia vida. Busca a un psicólogo especializado. Además, vuelve a conectarte con familiares y amigos que pueden ayudarte a salir adelante. Lleva un diario de tu recuperación.

Múdate una temporada con un familiar, mientras recuperas el control de tu vida. “Sí se puede salir de esa relación. Si otras víctimas lo han logrado, tú también puedes”.

Quienes hemos logrado entender sus estrategias siniestras no les vamos a dar el gusto. No les vamos a permitir más manipulaciones, infidelidades, golpes, desvalorizaciones, calumnias y engaños. Vamos a crear consciencia sobre el tema, vamos a hacer prevención.

Hemos descubierto que el fenómeno de la relación de estilo sicopático está muy extendido, en nuestra sociedad. En muchos sentidos, nuestras culturas fomentan el estilo psicópata como un estilo de relación aceptable.

Sin embargo, el DSM-IV, (Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales), recoge una mayor cantidad de trastornos que pueden ser producidos por sustancias, y los clasifica por cada sustancia o grupo de sustancias psicoactivas.

Estos pueden ser: Trastornos relacionados con el alcohol, cannabis, cocaína, entre otras sustancias ya sea trastorno por intoxicación, por abstinencia, delírium, amnésico, psicótico, de ansiedad, del ánimo, del sueño o sexual inducido por la adicción.

Incluyendo: Parafilias, que son impulsos sexuales, fantasías, o comportamientos recurrentes e intensos que implican objetos no humanos, el sufrimiento o la humillación de uno mismo o de la pareja, o que implican niños u otras personas que no consienten. Estos

En la actualidad antes de aceptar una relación de pareja o laboral deberíamos pedir un diagnostico psicológico y físico o por lo menos instruir a la juventud de mantenerse alertas para evitar involucrarse con enfermos mentales que dañan no sólo a sus víctimas sino también a la sociedad.

Un día, estos vampiros emocionales se encontrarán con una sociedad madura que no les consienta sus caprichos ególatras y su violencia emocional, se encontraran con hombres y mujeres que a los primeros síntomas de abuso o manipulación les darán vuelta la cara, se contará con empresas que tendrán recursos técnicos y legales para identificarlos y despedirlos, con organismos que orienten a las víctimas para que corran de la esfera de influencia abusiva.

 Ese día los psicópatas descubrirán que no tienen más presas que atacar, ni emociones que robar y se van a aburrir mortalmente con su vacío interior. Tal vez entonces se vean obligados a jugar según las reglas (esas reglas de las que creían estar exentos por su demente sentido de grandiosidad) que una sociedad sana ha consensuado para todos.

Agradezco los comentarios y testimonios de víctimas que han aceptado liberarse de sus agresores. Atenderé y daré consejos de superación personal en: infinito_1963@yahoo.com.mx

2 comentarios

  1. En todo el mundo hay psicópatas. El 99.9 de la población tiene alguna manía. Conozco a muchos que escriben con nombre falso. sobre todo chilangos y chetumaleños.

Deje un comentario

5 × 5 =