Notas

Con rounds de tanteo inicia la pelea

laboladecristal

.

.

.

Vistos los acontecimientos actuales y recordando escenarios parecidos, el proceso electoral que inicia lo podemos signar con la mayor probabilidad de lo que acontece como similitud de una contienda electoral y de una pelea de box, y que este epígrafe no sea una ocurrencia en particular, sino una ruta de concurrencia narrativa desde los primeros rounds de tanteo hasta el campanazo que anuncia el final de una contienda.

El llamado a los contendores para subir al cuadrilátero electoral a la señal del réferi oficial del encuentro, presenta a los peleadores con sus distintivos de uno o varios colores en su vestimenta conforme el grupo que se forma, conforma y, además, con los que se inconforman, están listos en la proximidad del encuentro electoral para conquistar la Corona del Estado con el estruendoso sonido de la campana que da inicio a la pelea.

El manager tricolor en jefe anunció el nombre del prístino contendor para subir al ring electoral para retener la Corona del Estado en la pelea estelar del 2016, los sectores del PRI ocupan los asientos de la arena desde ring side, generales y preferentes hasta la gayola para apoyar al pupilo de la Casa del Pueblo, Mauricio Góngora Escalante.

El pugilista tricolor será asistido en su equina por los seconds del Verde y el Panal, para enfrentar en el encordado electoral al peleador de la esquina auriazul, Carlos Joaquín González, quien sube al ring con dos managers emergentes que dirigirán como conectar los golpes de izquierda y derecha el pupilo recién adquirido.

Antes de la pelea –camino al cuadrilátero–, el peleador auriazul integró el establo tricolor, hizo lo posible los días que le quedaban de afecto y renunció a la primigenia priista con la intención de contrarrestar y quitarle el poder al tricolor, favorito con mayoría calificada en el Estado.

Carlos Joaquín subió al ring sin convocar a la oposición, sin los baremos requeridos para tan importante cargo, ahora apuntala al conciliábulo emergente entre el PAN y PRD para representarse a la pelea por encima de todos los partidos opositores al PRI.

No reconoció el peso de un ambiente prácticamente fracturado, culturalmente dividido, y cargado de agresión verbal. Su forma de tratar a los demás atrae porque alberga esperanzas, porque el agobio y la extenuación que consumieron la voluntad y el entendimiento, lo hicieron renunciar.

Nunca dejó de hacer cosas que apostaran por construir espacios en los que otros podían estar presentes con sus pensamientos y acciones sin ningún tipo de discriminación ni exclusión.

En este hecho de la desincorporación del equipo tricolor, se pronostica que se le revertirá la pelea por su proceder antagónico y se verá bajo de puntos en las papeletas oficiales el peleador de marras.

En ese contexto, Carlos Joaquín, reclamó a los altos mandos priistas que lo habían abandonado a su suerte. Entendiendo, que la realidad ya no daba más, y la espera lo desesperó, porque a su parecer reinaba la designación de otro peleador tricolor y el interés de grupo, y se salió del cuadro tricolor.

La pelea será de largo aliento y mucha fuerza. Los rounds de tanteo, en primera instancia, será su entrenamiento interno con el sparring que les designaron a los dos para favorecer la preparación física del peleador y asistido para subir al ring bien preparado para la pelea estelar por la Corona del Estado.

El último round está cada vez más cerca. Solo se espera que no haya violencia electoral en la arena del coliseo estatal. Entonces se verá en vivo y se oirá en el altavoz de la arena en voz del anunciador oficial dando el nombre del peleador que obtuvo el triunfo, avalado por los jueces con lo apuntado en las papeletas para el conteo final.

Atmósfera llena de confeti tricolor, caracterizará la descripción de triunfo que lucirá en cada uno de episodios de la contienda electoral, la luz proveniente del horizonte quintanarroense ha alumbrado por más de cuatro décadas al PRI, quien podría ser el protagonista vencedor indiscutible al haber enfrentado a una juntura separada que resultó imposible de unir.

La historia cuenta

El PRI tuvo dos personalidades que influenciaron la forma de pensar de las multitudes, Félix González Canto y Roberto Borge Angulo. Ambas figuras del PRI que se vincularon con causas de carácter político y se envistieron de un proceder atinente, lo que habría de ubicar nuevamente en está era.

borge y peña 3A la par de la existencia de estos dos hombres de ideas que servían de ancla para desarrollar una opinión en relación a los distintos sucesos que ocurrían en el Estado, la historia refleja la imagen de que en su seno también existían otros pares.

Entrando a este nuevo siglo, Joaquín Hendricks Díaz fue electo gobernador priista por el electorado quintanarroense y con su antecesor, Mario Villanueva Madrid; los dos chetumaleños, se unificaron y desapareció la dualidad que se había mantenido por varios años por los cozumeleños, Miguel Borge Martín y Pedro Joaquín Coldwell. 

Pero si tuviésemos que señalar la historia, un hombre de pensamiento libre que preservase la concepción del PRI, es don Jesús Martínez Ross, esto reviste tanta importancia por haber sido el primer gobernador electo en las urnas en Quintana Roo.

Los referentes priistas son y han sido una constante en la historia de la entidad quintanarroense, desde Martínez Ross hasta Borge Angulo. Y el hombre que seguirá ostentando la Corona del Estado es el solidaridarense Mauricio Góngora Escalante, porque sigue el modelo priista con capacidad de generar credibilidad en grandes grupos con la tradición en la entidad de preferencia al tricolor.

Un comentario

  1. Jajajajajajaja espero que esta prensa converse todo estos escritos que hace, porque de no resultar ganador quien les esta pagando todo esto entonces iran con todo contra Carlos Joaquin, y será entonces cuando aprenderán a trabajar, no se cuelguen de un lado porque los tiempos cambian, la visión que tienen ustedes en su circulo ahí arriba es otro al que se vive aquí abajo a nivel de campo, donde dia a dia se escucha el rumor de que Mau no sabe ni hablar, Mau quiere hacer lo de Peña Nieto sentirse bonito con las mujeres, ya tenemos experiencia ante esos botos de mujeres que eligieron a Peña por hermoso, mira lo hermoso que es pero nos a metido cada ver… gatos negros hemos visto pasar asi que eso según los brujos no es buen agurio para Mau… De bueno no tiene nada y de carismático menos, como administrador es pen….sador pero solo le ha servido para su veneficio

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba