Condolencias y complacencias

EN LA MIRA:

Ramón Humberto González Reyes

Nada fuera de lo común; reformas constitucionales con la complacencia del Congreso del Estado, para adecuar los tiempo de residencia para asumir cargos en la Secretaría de Seguridad Pública y Fiscalía General del Estado, cuya actuación ha dejado mucho que desear a la sociedad del Estado de Quintana Roo y sus consecuencias de aumento de los delitos comunes, delincuencia organizada en la cual, las adecuaciones a las leyes o códigos penal y de procedimientos penales ha valido por falta de ejecución.

Me consta y tengo evidencias de delitos denunciados como agresión certificada y daños materiales, sin que hubiera avances y muestras de la intención del estado de derecho; denuncias al 066, hoy 911 sin que se haya efectuado en tiempo y forma, persecución y detención de agresores fehacientemente identificados; La fiscalía continúa durmiendo expedientes para turnar la carpeta de investigación al juzgado procedente; dictámenes realizados y devueltos al cambio de un Fiscal por otro, Justicia retrasada es injusticia.

Hoy, después de una supuesta rebeldía en el Congreso XVI Legislatura; amenizado por el eterno inconforme de apellido Mimenza, finalmente solo procedió en gatopardismo y continuar con el nombramiento de un adlater de Capella Ibarra; qué se cocinó al margen de las demandas ciudadanas por un ataque armado hacia una manifestación en contra de homicidios; qué responsabilidad corresponde al hoy separado Secretario de Seguridad Pública que un día manifestó públicamente que los resultados se verían cuanto tuviera el mando único que se cumplió a cabalidad.

Acaso en el Estado no hay policías con formación académica y profesional, pueden ejercer el cargo con honestidad y pleno compromiso con el servicio público, será que en lo político campañero, todo es mentira en el discurso para atraer el voto y después incumplir y traicionar, todo el logro de un ejercicio, se vuelve humo en la demagogia y el interés grupal promovente y financiero en los procesos electorales?.

Mientras la sociedad no sienta la efectividad de ub gobierno, sea federal; estatal o municipal, en el que el gasto publicitario de magras inversiones sería para confirmar los logros en base a promesas y compromisos; no condolencias, no complacencias y…………

¡AL TIEMPO!

Deje un comentario

cinco × cinco =