Contexto mundial de programas nacionales propuestos por AMLO

Visión Intercultural

Francisco J. Rosado May
fjrmay@hotmail.com
.

Escribo esta entrega en la ciudad de Shillong, capital del estado de Meghalaya en el NE de la India que se ubica entre Buthan y Bangladesh, a casi 12 horas de diferencia con México. En esta cuarta oportunidad de visitar el NE de la India no pude evitar hacer algunas reflexiones sobre temas de interés global y local tanto para México, con su nuevo gobierno, como para mi estado, Quintana Roo.

Como hago cada vez que vengo a la India, leí el periódico Hindustan Times para tener una referencia de lo que vería y escucharía con mis colegas y amigos de aquí. En la media portada inicial el periódico señala que algunos estados del NE de la India enfrentan una enorme amenaza por el cambio climático. A su vez, CNN reportó el 5 de noviembre que la India, China, Rusia, EEUU y Europa contribuyen en un 60% (datos cerrados) en las emisiones de CO2 a la atmósfera, incrementando muy pronto alrededor del 2.5% del total actual. Con estas tendencias no se cumplirá el objetivo internacional de no incrementar la temperatura global mas de 1.5 grados centígrados para el año 2030. Estamos en problemas. 

En el contexto anterior se circunscribe el programa “sembrando vida” que pretende reforestar un millón de hectáreas en México, para lograr no solo reforestar sino atrapar carbono. Para ello la reforestación debe tomar en cuenta datos, sistemas agroforestales y especies locales eficientes para atrapar carbono (ej. el jabín), así como tener una función útil en los ecosistemas y al mismo tiempo apoyar el desarrollo regional y el sustento por la vida de los campesinos.

Al viajar en países de sureste de Asia, donde se ubican los llamados “tigres asiáticos” es muy visible notar que la estrategia de desarrollo que les ha permitido el éxito financiero y social, descansa en su identidad cultural. En cada aeropuerto están presentes esos valores nacionales, en cada interacción con las personas se nota su orgullo e identidad. Estas observaciones me hicieron pensar en las propuestas de Alejandra Frausto Guerrero, la nueva Secretaria de Cultura; ojalá las pueda convertir en realidad. No solo es la cultura por sí misma; además de lograr cohesión nacional y local a través de la diversidad cultural, se puede lograr enormes ingresos económicos. Por ejemplo, algunos cálculos señalan que la cultura representa mas del 25% del PIB de China, lo cual es una gigantesca cantidad de dinero. No se trata de “prostituir” la cultura, como argumentarían los puristas, o aplicar impuestos, sino que debe haber inteligencia y estrategia detrás de esos objetivos.

En la página 15 del periódico antes mencionado hay una nota bastante grande sobre escenarios del uso de fertilizantes en la India. Más del 50% de la población de la India, que se ubica alredededor de 1,350millones, depende de la agricultura. Si bien los fertilizantes han ayudado a incrementar la productividad, también han acarreado problemas ambientales (recordemos el zargazo en Q. Roo). AMLO también ha presentado como proyecto de gobierno incentivar el uso de fertilizantes. No es mala idea, pero hay que cuidar que no se abuse de ellos porque puede salir mas caro el caldo que las albóndigas. Agroecología tiene una propuesta al respecto, probada y comprobada en el mundo: iniciar un proceso de agricultura sostenible en monocultivos comerciales, y algunos tradicionales, usando fertilizantes en forma óptima, posteriormente encontrar formas de sustituir los fertilizantes químico-sintéticos por otros orgánicos de la localidad, mas adelante hay que pensar en el rediseño de los agroecosistemas y en la conexión entre productores y consumidores quienes tienen todo el derecho de saber como se están produciendo los alimentos que comemos.

En el NE de la India, con la participación de otros países como Tailandia, la organización NESFAS (nesfas.in) está llevando a cabo un enorme esfuerzo para posicionar a nivel mundial conocimientos, saberes y sistemas agroalimentarios indígenas y, sobre esa base, dieñar estrategias de capacitación horizontal. Con el apoyo de la FAO y diversas fundaciones se está buscando crear modelos e incentivos que se repliquen en el planeta, en zonas donde hay alta población indígena. Parte del objetivo es combatir el calentamiento global a través de sistemas agroalimentarios sostenibles. En este sentido México debe voltear la mirada a la India y no solo participar en el movimiento sino también aprender y compartir experiencias. 

A pesar de la distancia, y contextos culturales y lingüísticos diferentes, es increible la similitud de procesos y aportaciones de los pueblos indígenas de la India con los Mayas. He aquí una enorme oportunidad para nuestro estado y nuevo gobierno federal, quienes han manifestado interés y visión de alcanzar un mejor desarrollo sostenible acorde con las metas 2030 de sostenibilidad establecidas por la Naciones Unidas. Para ello hay que participar, cada uno desde nuestra trinchera.

un comentario

Deje un comentario

cinco × 2 =