Covid y crimen organizado, dos virus letales

Con la opción de resistencia del pueblo a salvarse del Covid-19 y de la opresión del crimen organizado en el Estado, lo que día a día están presentes, se clasifican como dos pandemias letales- y, así, la ciudadanía sabe cómo cuidarse del Coronavirus pero de la delincuencia organizada no es con un simple cubre-bocas, La violencia es un medio comúnmente usado por los criminales que, al fragor de la sorpresa, ipso efecto, ejecutan a ciudadanos con ráfagas de armas de alto poder.

Las referencias están señaladas en las estadísticas mostrando cómo van los picos del Coronavirus por el contagio global y, las ejecuciones y atentados físicos en contra de personas por los criminales que integran células organizadas cuyo propósito es la selección de víctimas poniéndolas en el escenario criminal que, cuyo efecto letal, son como veneno de mortal cicuta.

Coronavirus y crimen organizado poseen una significación simbiótica y catártica, -los dos matan gente-, por lo cual mediante una coacción consumada, se tiende a modificar el comportamiento de los protagonistas que ponen los ciudadanos quintanarroenses en situación de emergencia.

-Este epígrafe no trata de trazar una perspectiva de fatalismo aterrador, pero es la pura realidad.

Por lo que ahora también se puede denominar al crimen organizado como letal pandemia, por la movilidad que tienen ambos, Covid-19 y delincuencia organizada, como criminales de lesa humanidad, no obstante que no se considera el reclamo de una escala humana que cotidianamente va a la alta con aceleración de efecto letal y porque contra lo apoltronado de los humanos no se ha podido remediar.

Se requiere de un alto nivel de conciencia entre quienes las tratan de erradicar –al  Covid-19, como lo está coordinando el gobernador de Quintana Roo, Carlos Joaquín González y, el combate al crimen organizado, a cargo del Secretario de Seguridad en el Estado, Alberto Capella Ibarra.

Porque de lo contrario esa actividad que debiera ser el mecanismo potenciador de la lucha sanitaria -a cargo del sector salud- y el combate a la criminalidad a cargo de las instituciones de seguridad en el Estado, por lo que podría llegar a convertirse en una mejor forma de vida, sin sufrimiento y sin violencia.

Con los resultados que ofrecen los sistemas de seguridad en el Estado, recurriendo a la opción de resistencia al Coronavirus y a la opresión del crimen organizado, hechos que podrían degenerar en más muertos, figuras que aparecen contempladas en los Derechos Humanos, reconocidos implícitamente y explícitamente.

Para quienes dan la razón del estado de las cosas, en el Covid-19 y en los criminales, sienten que está justificada al ejecutar el mal menor para evitar el mal mayor. Antes se afirmaba que la violencia era una crisis en la modernidad y modalidad -como prototipo de la moda,- lo que no se ha podido contener.

El fenómeno de la pandemia Covid-19 y de la violencia criminal ahora que van a la par para ver quien de los dos virus provoca más muertes, a lo que urge luchar en batallas desiguales que, quienes salgan vencedores, son leales a la sociedad del pueblo por salvar a la humanidad de esas dos catárticas pandemias.

El quid. -Aspecto en que reside la importancia de algo o en que consiste su dificultad-, está del lado más doloroso que es por las muertes de los seres queridos. Ahora comienza la batalla porque la gente está pasando del temor al coraje y esas serán, de lejos y de cerca, la peor consecuencia de las dos pandemias, Cobidd-19 y crimen organizado.

En el vitral de la bola de cristal

Urge el gobernador de Quintana Roo, Carlos Joaquín González a fortalecer las medidas preventivas para garantizar retorno gradual a las actividades en Quintana Roo.

El relajamiento en la prevención y la mayor movilidad de la gente pone en riesgo la posibilidad de reanudar las actividades, advierte.

El gobernador quintanarroense explicó que es muy importante seguir con la disciplina preventiva para aplanar la curva de contagios por Covid-19, porque de lo contrario nos aleja y pone en riesgo la posibilidad de reanudar gradualmente las actividades económicas en junio próximo.

El mandatario estatal expresó que estas son semanas cruciales, de gran relevancia en el cuidado de la salud, para prepararnos bien y llegar a la fecha de retorno a la actividad productiva con mejores condiciones en materia de higiene. “Hoy por hoy, la recomendación es quedarse en casa” dijo.

 “Todas las familias quintanarroenses deben redoblar las medidas de higiene y distanciamiento social y, principalmente, han de mantenerse en casa con el fin de evitar un rebrote ante un relajamiento en la disciplina”, dijo el gobernador.

Amigas y amigos, dijo, para que tengamos posibilidades reales de entrar a la nueva normalidad necesitamos hacer un esfuerzo adicional quedándonos en casa, incrementando las medidas de prevención e higiene.

El titular del Ejecutivo puntualizó que ha tenido reuniones semanales, con las y los presidentes municipales, para acordar diversas medidas de aislamiento, distanciamiento e higiene, lo que permite dar mayor fortaleza para afrontar la emergencia causada por Covid-19.

El mandatario en el Estado del Poder Ejecutivo mencionó que es importante ir viendo el regreso gradual, de acuerdo con el plan, a los programas que se han generado, pero al mismo tiempo también es muy importante seguir con la disciplina de distanciamiento social y mantenerse en casa.

“Es necesario que tengamos, en estas próximas semanas y en estos días, mayor atención, disciplina y responsabilidad o, de lo contrario, tendremos que estar tomando medidas y decisiones diferentes”, recalcó Carlos Joaquín.

Carlos Joaquín reiteró que hay un relajamiento de las personas. Se puede ver el incremento en la movilidad y en la salida de gente, y eso puede ocasionar un rebrote y un retraso en la reactivación económica en los primeros días de junio.

Asimismo, comentó la posibilidad de que el primero de junio empiece la apertura gradual de las actividades de tipo primario, es decir: agricultura, ganadería, apicultura, acuacultura y pesca, así como las de las obras en construcción.

“Todo esto está condicionado a que tengamos los números adecuados relativos a la epidemia, lo que permitiría que los expertos y los asesores de salud nos den la posibilidad del inicio de las actividades. Por eso se mantiene el llamado de Quédate en casa! finalizó.

Deje un comentario

cuatro + 13 =