Notas

“Coyotaje”, añejo mal del campo quintanarroense

Chetumal, 30 de mayo
Juan Juárez Mauss

“Es urgente acabar con los intermediarios en el campo de Quintana Roo, de otra manera el campesino seguirá en la pobreza y a merced de los “coyotes” que son los que sacan las mejores ganancias de lo poco que se cultiva en la entidad”, señaló el diputado suplente por el tercer distrito, Octavio Rangel Arechiga.

Puso como ejemplo de este intermediarismo lo que ocurrió con la planta procesadora de leche en el municipio de Bacalar, en donde los dos empresarios que la tuvieron a cargo fracasaron debido a que los productores obtuvieron mejores precios de los intermediarios por su leche y esto ocasionó un desabasto para la fábrica que obligó a cerrarla.

Lo mismo ocurre con la producción de granos básicos, chile jalapeño y otros cultivos, en donde el intermediario ofrece mejores precios de compra que los que dan las empresas del centro del país, todo para desplazarlas del mercado, pero luego cuando ellos tienen el control pagan un precio menor por los productos sabedores que ya no existe competencia.

El legislador puso otros ejemplos, como las envasadoras de chile jalapeño y de leche en el parque industrial de Chetumal, en donde ambas cerraron por este intermediarismo brutal.

El entrevistado declinó culpar a los campesinos de esto, ya que ellos buscan vender al mejor precio, pero a la larga son los mayores perjudicados ya que quedan a merced de los “coyotes”.

Señaló que ya es tiempo de que las autoridades acaben con este añejo  problema que año con año ha perjudicado a los campesinos que malbaratan sus cosechas.

La solución más viable es tecnificar el campo para producir todo el año y así poder vender directamente a las grandes empresas, pues estas exigen un producto continuo, lo que hoy no se da a falta de producción tecnificada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

17 + cuatro =

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba