Notas

Cuando un periodista se va

alertarojanew1

.

.

.

Novedades Chetumal
.

La dolorosa partida prematura de nuestro compañero periodista Manuel Jesús Aguilar Bastarrachea nos colocó ante el espejo de nuestra extrema vulnerabilidad, cuando dependemos tan sólo del solitario esfuerzo para sacar adelante a la familia, sin escudo institucional hoy y en el mañana que puede precipitarse.

La madrugada de este lunes Manuel se nos adelantó en el viaje definitivo. Tenía 38 años y un enorme entusiasmo por este oficio tan exigente y que nos atrapa en sus fauces.

Foto reportero en dos periódicos locales –en una ocasión bajo mi coordinación–, Manuel Aguilar reimpulsó a partir de 2014 su página Tulaka Impacto, involucrando a su hija menor en el fascinante mundo del periodismo. Esta herencia casi consolidada debe ser mantenida a flote para que nuestro compañero esté orgulloso de su legado que ya tiene un espacio ganado en el concierto de medios en el mundo virtual a nivel Quintana Roo.

En la tragedia, destaco la solidaridad espontánea de varios compañeros que cerraron filas para apoyar a la doliente familia que enfrenta un presente desolador por la pérdida del jefe del hogar y por lo endeble de su economía con gastos ineludibles.

El mañana en la soledad es la cuesta arriba de familias como la de Manuel, quien tuvo especial fascinación por la fuente policiaca, yendo más allá del boletín del que dependen tantos compañeros de la fuente.

Lluvias y maleza en Chetumal

La temporada de lluvias acelera el crecimiento de la maleza que predomina en lotes baldíos abandonados por sus dueños y en amplios espacios en numerosas colonias. Tal es el caso de un parque ubicado en mi colonia Residencial Chetumal y que cuenta con un campo repleto de maleza, como áreas vecinas en las cercanías de la Unidad de Ciencias de la Salud de la Universidad de Quintana Roo (UQROO).

Las Brigadas del Bienestar y el personal del Ayuntamiento capitalino han hecho su parte para mantener limpio este parque sin nombre, ubicado a un costado de la calle Miguel Alemán, cerca de la avenida Erick Paolo Martínez. Pero no hay personal que pueda con una naturaleza que reclama su derecho de piso.

La batalla está perdida en esta temporada de lluvias, con un zacate que se desarrolla tan aceleradamente en todo Chetumal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

cinco × 5 =

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba