Denuncian a funcionarios de la Profeco por corrupción

Cancún, 29 de abril

Luego de la denuncia pública sobre la nula respuesta de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), sobre el cobro indebido de las cajas digitales que realiza la concesionaria Cablemás, surge una nueva acusación contra funcionarios de esa dependencia sobre intentos de soborno a los negocios.

guerra2De acuerdo con un correo electrónico que circula por el internet, la encargada de despacho, Jazmín Garnica Ortiz, así como el jefe del Departamento de Verificación y Vigilancia, William Guerra Alpuche (enero), estarían incurriendo en actos de corrupción.

Lo anterior salió a la luz pública a través de un correo electrónico enviado de manera masiva a los medios de comunicación, desde un correo de Gmail firmado por Gimnasio Energy Sports, tras la supuesta sanción que le aplicó la Profeco al establecimiento, la cual según la denuncia es una “muestra de un poder intimidatorio para lograr el soborno”.

El documento indica que “ésta es una historia más de corrupción que se permite en el estado de Quintana Roo”, que basa su economía en los emprendedores y empresarios, quienes además de pagar y cumplir con sus obligaciones “ahora son los mismos titulares de la dependencia encargados de proteger a los consumidores, quienes cometen a los empresarios a participar en sobornos y coacciones con amenazas y de forma déspota y total intransigencia”, se añade en el documento.

En este sentido, acusa de manera directa a Guerra Alpuche de asumir “su puesto con total autoridad sin miramientos y escrúpulos para firmar órdenes de verificación y oficios de comisión a destajo buscando el bien final”, que es “acorralar al motor del estado (los empresarios) a instancias deleznables como lo es el soborno para impedir la suspensión”.

El corrupto manejo de este funcionario -agrega el correo- le ha permitido obtener una residencia con valor aproximado de 15 millones de pesos en Villa Magna, así como más de cinco vehículos y camionetas cuyo costo supera el millón de pesos, luego de haber pasado también por la Secretaría Estatal de Turismo (Sedetur), donde “se llenó los bolsillos de las arcas públicas”.

Agrega que “ese dinero no le bastó y ahora continúa con su maña amedrentando y extorsionando a empresarios y locales establecidos”, como fue el supuesto caso del Gimnasio Energy Sports e, incluso, va más allá al acusar también a la titular de la Profeco, Lorena Martínez, de hacerse de la “vista gorda” al omitir “estos abusos y permitiendo la operación con total intransigencia”.

Asimismo, señala que la funcionaria nombró “encargada del despacho” a Jazmín Garnica Ortiz, quien es “un fantasma inoperante y desconocido tal como funcionario público que presta su nombre sin definir su función, pues no es una delegada, sólo encargada que no viene a bien, ya que sin fundamento permite que se geste la corrupción a falta de conocimiento y liderazgo”.

Cuestionada al respecto, Garnica Ortiz dijo que como dependencia no emitirán ninguna postura sobre el tema, pues en sus registros sólo aparece suspendido el Gimnasio Energy Fitness, lo cual se realizó desde enero pasado y permanece en esa situación hasta la fecha, pero en ningún reporte aparece un establecimiento con nombre o razón social de Energy Sports.

Quequi

Una respuesta

Responder
  1. EMMANUEL VELAZQUEZ
    Dic 31, 2016 - 02:57 PM

    PROFECO ES PARTE DE LA MALDITA CORRUPCION, PUES SUS FUNCIONARIOS SON IMPUESTO POR EL PRESIDENTE EN TURNO…DEBEN FAVBORES Y PAGAN CON DINERO AJENO..CHINGAN AL PUEBLO EN VEZ DE AYUDARLO.

    Reply

Deja un comentario

* Campos obligatorios

1 × 2 =

Noticias relacionadas

Periodistas Quintana Roo 2015.