Notas

Ejecutado en céntrica avenida de Cancún

Cancún, 20 marzo
(Por Esto Q Roo)

De certero balazo en la cabeza fue ejecutado un hombre cuando caminaba sobre la avenida Tulum, la ejecución que se llevó a cabo en una hora pico y fue presenciada por madres de familia, trabajadores, estudiantes, conductores y vendedores ambulantes, todos excepto autoridades, como los elementos de la Policía Federal, que tienen su base a unos metros de donde ocurrieron los hechos. Los integrantes de células delictivas han dejado de utilizar parajes lejanos y solitarios para llevar a cabo sus crímenes y otros atentados, ahora lo hacen en las zonas más concurridas por familias y a plena luz del día, sólo hace falta recordar que hace poco más de un mes, un empresario fue ejecutado sobre la misma e importante arteria cuando salía de una sucursal bancaria, y a pesar de ello, la zona de comercios y bancos, incluso visitada por algunos turistas, sigue abandonada de cualquier cuerpo policíaco.

Poco después de la 14:00 horas, un hombre fue acribillado de varios disparos recibidos en diferentes partes del cuerpo, principalmente en la cabeza, testigos mencionaron que la víctima al parecer es un mesero de un comercio aledaño, caminaba sobre la avenida Tulum en la Supermanzana 23 y cuando cruzaba la calle Flamboyan, solitario sujeto que caminaba en dirección contraría, le disparó a quemarropa, el hombre cayó de espaldas al primer disparo recibido en la cabeza, pero para asegurarse de que no sólo quedara en un “intento”, el sicario accionó su arma nuevamente al menos en dos ocasiones más, luego corriendo se dirigió hacia el Mercado 23, donde logró perderse entre el resto de personas que corrían para ponerse a salvo, tras escuchar los disparos, así fue consumada la ejecución 105, en lo que va del año en Cancún.

Poco a poco la zona se fue llenado de curiosos que incluso se detuvieron a escasos metros del cuerpo para captar un vídeo o fotografía con sus teléfonos celulares, y a pesar de que la escena era cruda y sangrienta, entre ellos había niños que iban de la mano de sus padres y que tampoco perdían detalle, entre la gente un hombre cubrió el rostro ensangrentado de la víctima con un mandil exigiendo respeto a las personas que lo rodeaban, y fue tiempo después que elementos de las policías municipal, ministerial y de la Policía Naval, comenzaron a retirarlos, ya que fue hasta que a través del número de emergencias 911, se enteraron de lo que ocurría en el primer cuadro, detrás de las autoridades llegaron paramédicos de la Cruz Roja, quienes sólo confirmaron el deceso del hombre y salieron de la zona, la cual ya había sido acordonada donde habían quedado junto a la víctima casquillos percutidos; el primer cuadro de la ciudad se vio afectado con el tránsito vehicular, cuando el carril de baja con dirección a la avenida Uxmal, fue cerrado hasta que se llevará a cabo el levantamiento del cuerpo.

Algunos testigos permanecieron en el lugar viendo cada movimiento de las autoridades, el camellón central que normalmente es utilizado por momentos por pasajeros que esperan su transporte, ahora estaba lleno de hombres mujeres y niños, y poco a poco iban llegando más estudiantes que salían de un plantel cercano, los conductores del transporte público, quienes por lo regular rebasan los límites de velocidad sobre esa transitada e importante vía, ahora lo hacían a velocidad moderada tratando de alcanzar a ver algo e incluso pasajeros desde las ventanas sacaban sus teléfonos celulares para grabar algún video o tomar una foto.

Otras personas que presenciaron la ejecución decidieron alejarse y llegar a sus hogares, entre ellos una ama de casa, quien no daba crédito a lo que estaba pasando, ya que iba saliendo de trabajar, se dirigía a hacer su despensa y mientras se encontraba esperando su transporte, a sus espaldas escuchó los disparos y al momento de voltear vio el cuerpo tirado, “no puedo creer lo que está pasando estoy en shock hay un muerto”, comentaba la mujer, al mismo tiempo en que localizaba a través de su celular, a sus hijas quienes sabía se encontraban unas trabajando y otras en su escuela, pero su miedo de que cada vez son más los hechos violentos ocurridos en Cancún, les exigía tuvieran mucho cuidado y si no tenían a que salir que no lo hiciera, sus planes de ir a surtir su despensa fueron olvidados, sólo quería llegar a su casa y estar con su familia.

Peritos criminalistas de la Vicefiscalía de Justicia, al llegar, comenzaron a marcar indicios, al menos tres casquillos percutidos de los cuales se desconoce el calibre, que habían quedado cerca del cuerpo, mismos que aseguraron como evidencia, posteriormente el cuerpo fue examinado y finalmente levantado, para ser trasladado a las instalaciones del Servicio Médico Forense (Semefo), donde permanece en calidad de desconocido.

Con esta ejecución ocurrida en uno de los cuadros más importantes de Cancún, quedó clara una vez más la falta de vigilancia y de interés por salvaguardar la vida de los ciudadanos por parte de autoridades, llámese “Mando Unico” o de Quintana Roo, ya que el pasado 12 de febrero un empresario fue ejecutado sobre la misma avenida, en una zona de bancos, a plena luz del día por sujetos armados que lo despojaron de dinero en efectivo, hecho que causó impacto por tratarse de una zona transitada, sin embargo, son más de 100 los muertos violentos entre otros atentados incluso a corporaciones que han sacado a relucir las anomalías para trabajar de los cuerpos policíacos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba