Notas

Ejecutado número 75 en Playa del Carmen

Playa del Carmen, 27 abril
(Por Esto Q Roo)

De cuatro balazos, dos en la cabeza, en el pecho y en el abdomen, fue ejecutado un individuo en la puerta de su casa en el populoso fraccionamiento Villas del Sol; el sicario que cometió la ejecución número 75 de este narco-violento año 2019 huyó sin mayor dificultad de la escena del crimen en un automóvil gris polarizado, ante la indiferencia de la Policía Municipal Preventiva (PMP) al mando del director general de Seguridad Pública y Tránsito Municipal, Martín Estrada Sánchez, quien ha sido señalado en narco-mantas de proteger a grupos criminales.

Alrededor de las 19:45 horas de este viernes fue reportado al número de emergencias 911 el ataque a balazos a Jorge Alberto C. P. de 43 años de edad, originario del estado de Tabasco cuando se encontraba sentado en una silla en la puerta de su casa ubicada en la avenida Loros con calle Halcón Peregrino en el populoso fraccionamiento Villas del Sol, y en presencia de su esposa, por lo que se envió a los paramédicos de una ambulancia particular y a los agentes de la Policía Municipal responsables de vigilar el sector.

A su llegada los paramédicos trataron de brindar los primeros auxilios a Jorge Alberto, quien estaba en brazos de su esposa y vestía únicamente short negro; sin embargo, no fue necesaria su intervención porque el baleado ya había muerto, a consecuencia de lo mortal de sus heridas, dos disparos en la cabeza y uno el abdomen y uno en el pecho, convirtiéndose en el ejecutado 75 de este 2019 el año más sangriento en los 26 años de creado este municipio, porque en el 2018 en las mismas fecha solamente se habían perpetrado 15 asesinatos por ajuste de cuentas entre bandas rivales del crimen organizado que se disputan el control de la plaza.

Los agentes de la Policía Municipal como siempre, se limitaron a acordonar la “escena del crimen” y solicitar la presencia de las autoridades de la Fiscalía General del Estado (FGE), por lo que, al lugar llegaron agentes de la Policía Ministerial de Investigación (PMI) y los peritos en criminalística para realizar las diligencias de ley y recopilación de evidencias sin que encontraran casquillos percudidos, ya que el sicario, quien vestía de negro, usó un revólver.

Finalmente, el personal del Servicio Médico Forense (Semefo) procedió al levantamiento del cadáver para llevarlo a sus instalaciones para la práctica de la necropsia de ley, como parte de las investigaciones para el esclarecimiento de la ejecución número 75, lo que usualmente no sucede, por la incapacidad o complicidad de la Fiscalía General del Estado a cargo de Oscar Montes de Oca Rosales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba