Notas

El PRI prolonga la agonía

Golpe de Mazo

Novedades Chetumal
.

El Comité Ejecutivo Nacional del PRI publicó ayer por la tarde su convocatoria para la elección y postulación de su candidato a gobernador en Quintana Roo, proceso que prolongó la agonía de numerosos quintanarroenses que aguardan la aparición del candidato para hablar en firme, ya con un nombre ante el café o la bebida predilecta.

Decidido a llevar el suspenso al máximo, el CEN del PRI ha mantenido entre ascuas a priistas, periodistas y demás curiosos que aguardan el destape, sometidos al bombardeo de filtraciones traviesas que desorientan al más curtido en estas funciones teatrales con impacto simultáneo por el desbocado poderío de las redes sociales.

Según la convocatoria, “si a la conclusión del proceso de registro se emite dictamen de precandidato único, el aspirante así calificado podrá celebrar actos apegados a la ley con los delegados electores, a efecto de que el día que la convocatoria determine para la celebración de la jornada electiva interna, estos puedan ratificar la candidatura en votación económica, para que la Comisión Estatal declare la validez de la elección y le entregue la constancia de mayoría respectiva”.

La incertidumbre se prolonga porque los simpatizantes aguardan el nombre del candidato para reaccionar con una marea humana, aunque la publicación de la convocatoria es tan sólo un paso más para la culminación del proceso interno de un partido que conoce de memoria este tipo de situaciones. Por algo el PRI ha sido la escuela de varios políticos que ahora figuran en la oposición.

Recordemos que el PRI sabiamente desechó los procesos internos que implicaban un enfrentamiento en las urnas, método que aplicó en 1998 y 2004, para la elección de Joaquín Hendricks Díaz y Félix González Canto.

Precisamente el proceso interno de 2004 damnificó más al PRI, ya que el priista Gustavo Ortega Joaquín renunció al partido cuando fue derrotado en el proceso interno por Javier Félix Zetina González, disputando la candidatura a la presidencia municipal de Cozumel.

Gustavo Ortega fue candidato de la coalición PAN-Convergencia y enfrentó a Zetina González, arrebatándole al PRI la alcaldía por vez primera en la historia.

El PRI aprendió la dolorosa lección y resucitó la convención de delegados para evitar más sinsabores, manteniendo todo el proceso bajo férreo control. Y la gran interrogante sigue flotando en Quintana Roo, con el proceso electoral en marcha.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba