Notas

El Verde se hunde en Chetumal

 

alertarojanew1

 

 

 

Novedades Chetumal
.

Concentrando sus fuerzas en Cancún, el Partido Verde abandonó la plaza de Chetumal dejando que su disminuida representación municipal, compuesta por un puñado de militantes desorganizados, se reparta las migajas, mientras que sus integrantes de la zona norte se llevan las posiciones más jugosas.

Es innegable que la popularidad del Verde ha crecido en Quintana Roo y en el país gracias a una intensa e ilegal campaña de posicionamiento en la que han derrochado cientos de millones de pesos. Desde el reparto de útiles escolares, despensas y tarjetas de descuentos, hasta la ola de anuncios en cines, televisión, radio, espectaculares y medios impresos, han catapultado al partido del tucán a la segunda posición política en el estado.

Fruto de ese posicionamiento político y de su eterno amasiato con el PRI, han logrado cosechar secretarías del gobierno local, diputaciones locales y federales, una senaduría, la secretaría general del Ayuntamiento de Cancún, entre otras deseables posiciones más.

Por si fuera poco, existe un pacto tácito para ceder el municipio de Cancún al PVEM en 2016, donde ya suenan tres posibles candidatos: la ex diputada federal Gabriela Medrano Galindo, el actual Secretario del Ayuntamiento, José de la Peña Ruiz de Chávez, y el diputado federal y líder estatal, Remberto Estrada Barba.

No ocurre lo mismo en Chetumal, donde regalaron la dirigencia municipal al verdísimo Zamir Farah Ceh, un joven aprendiz de político que solo ostenta el membrete pero que no da golpe alguno. Así, pretende convertirse en regidor del Ayuntamiento capitalino el próximo año.

La militancia del partido en el sur se ha diluido al paso de los años debido al nulo interés del partido en fortalecer sus bases en esta zona de la entidad. Si en Chetumal están en crisis, en los municipios de Bacalar, José María Morelos y Felipe Carrillo Puerto, su presencia es inexistente.

Los mejores cuadros  con los que cuenta el Verde en la capital son la ex regidora Gabriela Santana Duarte y la actual regidora Abigail Alonzo. Ambas aspiran a una diputación plurinominal pero saben que esas posiciones están reservadas para sus correligionarios del norte, donde el partido sí pesa.

Sin identidad y faltos de estructura, los verdes capitalinos se han conformado con ser servidumbre del PRI, para conservar los puestos de medio pelo que han logrado obtener fungiendo de comparsa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba