Notas

Entre el INE y el IEQROO

A TIRO DE PIEDRA
Julián Santiesteban
.

Cuando los actores políticos no logran sus cometidos, la salida fácil siempre ha sido denostar al árbitro, con estridencia tal que parezcan verdad sus aseveraciones, esa ha sido la constancia en los proceso electorales del país y así parece ocurrirá en Quintana Roo, de cara a la recta final del proceso que culminará el 07 de junio, con la renovación de las tres diputaciones federales que tiene la entidad.

Ciertamente, el Instituto Nacional Electoral (INE) surgió en condiciones difíciles, pues su antecesor –el Instituto Federal Electoral (IFE)- sufrió una degradación rápida y la desconfianza creciente de todos los actores políticos hacia la institución, terminó por generar un nuevo árbitro que, en lo general, adolece de las mismas fallas estructurales a nivel macro, con muy honrosas excepciones a nivel de las juntas distritales.

ine-croce1Sin embargo, la existencia del servicio profesional de carrera ayuda a que no a todos los funcionarios se les aplique el mismo rasero; en Quintana Roo hay casos de desempeño muy profesional en el ámbito electoral federal; como en la Junta Distrital 02; y su presidente, Francisco Croce Flota.

Esto, a diferencia por cierto del órgano local, el Instituto Electoral de Quintana Roo (Ieqroo), que no cuenta con servicio profesional y sus integrantes arrastran el desprestigio de ser los últimos en ser designados con criterios de favoritismo político y sin considerar siquiera su formación profesional.

Esta semana en la Junta Distrital 02 del INE, con sede en Chetumal, se instaló el módulo para recibir los expedientes de quienes deseen ser parte del consejo general del Ieqroo –la facultad de designar a consejeros locales la tiene el INE– y es oportuno decir que, por lo menos en el estado, los desempeños del INE y el Ieqroo son diametralmente opuestos, siendo el órgano local el que tomó el camino del desprestigio.

Desafortunada coyuntura para el órgano nacional, pues menuda tarea tiene de enderezar la imagen de una institución local cuyo prestigio está por los suelos; sobre todo cuando a la vez lleva a cabo un proceso comicial que se complicará en las últimas semanas, ante lo cual algunos actores políticos han echado mano de uno que otro “gatillero” que apunta su fusil en contra no de los contendientes, sino del árbitro mismo de la competencia.

No parece sin embargo que la estrategia de desprestigiar al INE en la entidad vaya a funcionar, con el desprestigio del Ieqroo parece suficiente. El mensaje para los partidos debe ser que han llegado los tiempos en que la competencia por los cargos públicos es real, y no sólo protocolo; pero ante todo debe cuidarse la figura de quien cuida la competencia en Quintana Roo, aunque eso al final no evitará que las elecciones del 07 de junio, como es cada vez más habitual, se resuelvan en los tribunales.

Y hablando de campañas políticas…

Personalmente coordino una de ellas en Quintana Roo, en su parte comunicacional. Sería por ello poco ético opinar sobre los contendientes. Una utilización  ventajosa del espacio que me brinda Novedades cada semana; sin embargo, creo indispensable, ya pasada la mitad de las campañas, señalar que ha faltado la calidad de la competencia,  novedad y abundancia en propuesta; en suma, pocos elementos han dado los competidores para que el elector tome una decisión en su favor en las urnas el 07 de junio.

Aún así, la ciudadanía parece reaccionar en favor de participar, precisamente por hartazgo político. Redes sociales se inundan de mensajes llamando a votar; campañas de ciudadanos hacia sus similares a dejar la computadora y el celular, para salir camino de las urnas el 07 de junio.

Si esto ocurre, pudiera modificarse la estrategia de los partidos tradicionales, que esperan ganar con “voto duro”; pero si ello ocurre, será por el bien de todos. Así se observa desde aquí, A Tiro de Piedra. Nos leemos en la próxima.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba