Notas

Hallan cuerpo de un hombre con una “Z” marcada en su pecho

Playa del Carmen, 28 diciembre
(Por Esto Q Roo)

Un sujeto asesinado con un gran corte en el cuello y brutales golpes con rocas en la cabeza en un rancho abandonado al norponiente de la carretera federal Playa del Carmen-Puerto Morelos, quien se encuentra en calidad de desconocido, se presume que podría tratarse del ejecutado número 96 de este 2018, el más narco-violento en los 25 años de creado este municipio de Solidaridad, porque con un arma blanca le hicieron una profunda incisión en el abdomen con la forma de la letra Zeta, crimen cometido hace aproximadamente dos días porque el cadáver ya comenzaba a despedir olores putrefactos.

A las 14:30 horas de ayer jueves, el encargado del rancho San Miguel ubicado a tres kilómetros al poniente de la carretera federal en mención, ingresando 15 kilómetros al norte de esta ciudad, en un camino de terracería que conduce al poblado “Vida y Esperanza” y también conocido comúnmente como Rancho Mendicuti, reportó al número de emergencias 911, que en el predio se encontraba el cadáver de un sujeto que comenzaba a despedir malos olores, en atención a esto, se envió al lugar a los agentes de la Policía Municipal Preventiva (PMP).

Al llegar al rancho San Miguel, los agentes de la Policía Municipal confirmaron que a 50 metros del camino de terracería y cerca de un cuarto de bloques en obra, se encontraba tirado entre las hierbas en posesión decúbito dorsal (boca arriba), el cadáver de una persona de aproximadamente 35 años de edad, quien vestía pantalón de color azul, playera de color rojo vino y botas de color negro, por lo que, procedieron a acordonar la escena del crimen y dar parte a las autoridades de la Fiscalía General del Estado FGE) para hacerse cargo de las diligencias de Ley para el levantamiento del cuerpo y las investigaciones para el esclarecimiento.

Al apersonarse a la escena del crimen, las autoridades de la FGE, entre éstos, la Policía Ministerial de Investigación (PMI) y los peritos en criminalística, al inspeccionar el cadáver, observaron que el cuello tenía un gran corte realizado al parecer con arma blanca, y grandes heridas en la cabeza provocadas con rocas encontradas cerca, con manchas de sangre y cabellos y como “firma” tenía una profunda incisión en el abdomen con la forma de la letra Zeta, lo que hace presumir que fue ejecución por ajuste de cuentas entre bandas rivales.

Por último, el personal del Servicio Médico Forense (Semefo) procedió al levantamiento del cadáver para llevarlo a sus instalaciones para la práctica de la necropsia de Ley, lo que permitirá determinar las causas reales de la muerte y si hubo uso de arma de fuego, esto como parte de las investigaciones pendientes al esclarecimiento del asesinato.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba