Incomoda #LeyCasinos

Engorrosa resultó la rebambaramba por la #LeyCasinos, la cual exonera de impuestos a los casineros en este Estado caribeño y, con ello, se hicieron inalcanzables los debates y análisis necesarios –porque no los hubo-. Fueron convocados los parlamentarios de la XVI Legislatura al cierre del año y fin del periodo de sesiones 2019. –20 diputados votaron a favor de dicha -LeyCasinos-.

Para qué fue todo eso, causa de un experimento que falló por terquedad e improvisación? O quizás fue el triunfo de la ideología sobre la lógica por ser ley inquebrantable porque fue votada por la mayoría de diputados con la medallita en su cuello con la imagen de Morena y aliados en el Parlamento de Quintana Roo.

Lo lógico durante situaciones como la que está transitando en la XVI Legislatura en estos días de inicio de año nuevo,  echar reversa porque no se tomó como pauta el debate, ya que solo quedó de referencia la intervención del presidente de la Comisión de Hacienda del Congreso del Estado que estuvo a cargo de la triquiñuela, diputado José de la Peña Ruiz de Chávez y cognómenes aliados en silencio cómplice, dejando la incertidumbre de saber quién le dio entrada a esa -ley casinos-, por lo que ofrece un panorama desconcertante.

Es así como se fue filtrando bajo un discurso adverso y en forma paralela la legislación de la #Leycasinos en la que se envolvió en un universo de disculpas -con el yo no fui-, pero con el que los  diputados de alguna u otra manera tienen contacto cotidiano en el Poder Legislativo -25 diputados en acción legislativa-, por lo que no se puede decir que fueron “chamaqueados”. –Y se dijo-.

El inesperado y sorprendente beneplácito de quienes se dicen Morenos con la presencia moral de AMLO, líder de la 4tta Transformación, por lo que ha dejado por fuera un aspecto crucial de inocencia esta legislación por la #LeyCasinos, la que se ha producido de facto y no como una política de Estado.

Las leyes, decretos y órdenes no han funcionado, como la ley de #Maltratoanimal y la #Leydemovilidad, que terminaron por regularse. Con el agregado insólito de un fenómeno que tiene perplejo a toda la mayoría de diputados con la #LeyCasinos y, el adendum –agregado-, en el artículo 7mo.

Afirma el gobernador, Carlos Joaquín González que la exención de impuestos a casinos -no fue propuesta suya-, pero que revisarán su viabilidad para la zona sur de Quintana Roo. Cuando la diferencia entre lo que demanda la ciudadanía y norma la XVI legislatura es un espacio abismal, y no hay quien ataje ese fantasmal fenómeno.

Aclaró que no es una propuesta del Ejecutivo sino que salió del Legislativo. El mandatario quintanarroense, anticipó que la consejería jurídica del gobierno revisará el contenido del artículo séptimo transitorio en el cual se establecen exenciones de pago de impuestos a casinos para determinar su viabilidad, sobre todo para recibir ese tipo de inversiones en el sur del Estado.

“No mandé ninguna propuesta. Esa iniciativa salió del Legislativo”, afirmó. Aclaró que los casinos ya instalados seguirán pagando los impuestos establecidos en la Ley de Juegos y Sorteos.

Mea Culpa

No se trata de opacidad o de hacer una suerte de acto de contrición, sino del coraje para comprometerse con la abrogación del 7mo artículo de dicha ley como respuesta -al unísono- de los 24 diputados de prosapia variopinta en el Congreso del Estado.

Y se seguirá diciendo, -esta legislatura es más de lo mismo-. Es decir, desde lejos el fenómeno fantasmal, cuán salvador omnipotente, se está corriendo el riesgo de que este 7mo artículo sea también uno de esos -golpes de pecho-.

La triquiñuela que agregó el diputado verdeecologista, José de la Peña Ruiz de Chávez, Presidente de la Comisión de Hacienda, Presupuesto y Cuenta Pública, los tribunos locales lo tienen como fenómeno fantasmal, porque ni un legislador (a) -se dio cuenta-, el efecto se generó en quienes han mostrado congruencia -para pedir echar reversa a la #LeyCasinos-.

Deje un comentario

4 × 2 =