Notas

Intenta suicidarse a causa del bullying

Chetumal, 3 de octubre

Un estudiante de la escuela secundaria Valentín Gómez Farías, en Chetumal  intentó suicidarse en la tarde del miércoles en el interior del plantel, ante el grave caso de bullying que sufre desde que ingresó a esa escuela, sin que las autoridades tomen cartas en el asunto.

La Secretaría de Educación y Cultura del Estado se ha mantenido hermética a dar información al respecto, porque el tema es “delicado”. El director de Apoyo a la Educación Básica, Lorenzo Olivera, en una visita vespertina que hizo al plantel, solo indicó que se está investigando la situación, sin dar más detalles. Mientras que la subdirección del plantel afirma que no ha sucedido nada y que todos son “rumores”.

La mamá del menor indicó que su hijo sufre de un grave acoso escolar por parte de sus compañeros y las autoridades no le hacen caso.

Existe el reporte al número de emergencias 066 realizado alrededor de las 7 de la noche sobre un intento de suicidio de un estudiante del turno vespertino de la escuela secundaria antes mencionada; así mismo, en la mañana de este jueves, le reportaron a la Secretaría de Educación y Cultura sobre el intento de suicidio.

La escuela a la cual se refirieron es la secundaria Valentín Gómez Farías, donde un joven de 14 años de segundo grado intentó suicidarse, presuntamente por el acoso escolar que ha sufrido desde el primer grado de secundaria.

El joven estudiante, según relatan maestros y los mismos estudiantes de manera anónima, dijeron que el año pasado intentó cometer la misma acción, al amenazar tirarse de un árbol, e incluso ha sido tratado psicológicamente por el antecedente que tiene.

En la Secretaría de Educación y Cultura del Estado afirman que esta conducta no es por bullying, que es por problemas familiares que el estudiante ha tenido en los últimos meses, aunque las autoridades no quisieron dar ninguna versión oficial, arguyendo que el “tema es delicado”.

Mientras tanto, en la escuela niegan que se haya dado algún tipo de acoso escolar, intento de suicidio y mucho menos acoso sexual, como en su momento se especuló también que fue uno de los motivos que orilló al joven a un intento de suicidio.

La subdirectora del plantel, aunque fuera de grabadora, dijo que el motivo fue que al menor lo llamaron sus compañeros “Chubaca” y éste se puso a llorar, yéndose a la parte trasera de la escuela. Fue cuando todos gritaron “se va a suicidar” (por el antecedente que ha tenido el joven) y ocasionó que se reportara como tal.

Sin embargo, a la hora de dar la entrevista a los medios presentes de manera formal, negó incluso lo que habían dicho con anterioridad.

“Hay que aclarar que no hubo nada, jamás ha existido nada”, dijo la subdirectora del plantel Imelda Pérez Torres, pese a que en ese momento se encontraban en reunión en la dirección de la escuela autoridades de la SEyC y la mamá del niño.

Mientras tanto, el director de apoyo a la educación básica, Lorenzo Olivera, cuando salió de la reunión que sostenía en el plantel, dijo que se está investigando el caso, pero descartó que el problema del joven se trate de acoso sexual, aunque atribuyó el caso a dos posibles problemas: acoso escolar o problemas familiares. Empero, no quiso dar más detalle de la situación.

Por su parte, la madre del menor, de iniciales M.L., una vez que salió de la reunión, nunca afirmó que su hijo intentara suicidarse, pero sí denunció que su hijo ha sufrido de bullying de manera constante en la escuela y de forma grave sin que las autoridades del plantel hagan algo al respecto.

“Permiten que le hagan de todo a mi hijo, le han puesto apodos, se burlan y a él no le gusta. Le dicen al director y a los maestros y no hacen nada”, dijo la señora.

Lo cierto es que, aunque las autoridades educativas y de la escuela tratan de “ocultar” la situación del caso, existe un reporte del 066 sobre un intento de suicidio en el plantel educativo antes mencionado.

De acuerdo a dicho reporte, la llamada de auxilio se reporto a las 7 de la noche, debido al intento de suicidio de un joven de 14 años de iniciales J.G.L.

Los hechos ocurrieron cuando en la última hora de clases salieron a educación física. Una de las compañeras de clases del estudiante lo encontró pendiendo de un árbol, por medio de un cable que el estudiante encontró en la misma escuela.

La alumna pidió auxilio y fue uno de los maestros de la escuela quien lo bajó de un árbol en la parte trasera de la institución, según afirma el reporte policial.

Sin embargo, en la escuela nadie quiere afirmar sobre lo sucedido, mientras existen versiones que se trata de bullying, de problemas familiares e incluso de acoso sexual.

Lo que sí es que la mamá denunció públicamente que las autoridades de la escuela son negligentes para no tratar el caso de bullying que enfrenta su hijo y pide a las autoridades competentes tomar cartas en el asunto. Mientras tanto, las autoridades de la escuela, como la subdirectora del plantel, intenta tapar la negligencia en la cual han caído, calificando los graves acontecimientos en “rumores infundados”.

Fuente: Por Esto

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba