Intento de ejecución en Chetumal

Chetumal, 9 mayo
(Por Esto QRoo)

Balean al hermano de un policía estatal cuando se encontraba en el interior del vehículo propiedad del elemento policíaco, en el fraccionamiento Sian Ka’an; sin embargo, el gatillero no logró su cometido. El hombre que resultó lesionado cuando manejaba el automóvil logró escapar de su verdugo y llegó al Hospital General, donde fue atendido.

El hermano del lesionado es el policía estatal que fue rafagueado junto con su compañero en la ciudad de Cancún el último día del mes de enero de este año, cuando resguardaban un domicilio en el fraccionamiento Andalucía, donde se encontraba un vehículo que el día 20 de ese mismo mes había sido utilizado en el asesinato de 7 personas en una casa de la Región 219.

Minutos antes de las 4 de la tarde, operadoras del número de emergencias 911 fueron informadas sobre una persona que había recibido un disparo en la cabeza mientras conducía un automóvil por la calle Curacao casi esquina con Cipreses.

El informante aseguró que el lesionado había escapado en el automóvil con rumbo al Hospital General, donde requería apoyo médico.

Elementos de las policías Ministerial y Municipal acudieron hasta el sitio, donde se entrevistaron con quien dijo llamarse Hiram Darío R. Z., hermano del lesionado de nombre Mateo R. Z., y propietario del vehículo de la marca Seat tipo Ibiza de color blanco.

Información recabada señala que poco antes de las 4 de la tarde, Mateo circulaba a bordo del Ibiza sobre la calle Curacao, pero al llegar a la calle Cipreses una motocicleta de color negro con dos sicarios a bordo se le emparejó y le dispararon directo a la cabeza a través de la ventanilla delantera del lado izquierdo.

Por fortuna la bala supuestamente sólo le rozó la cabeza en la zona parietal, lo cual le permitió maniobrar para escapar; sin embargo, en su huida colisionó contra un poste, pero pudo continuar su camino hasta que llegó al Hospital General para su atención médica.

Personal de la Fiscalía General del Estado acudió hasta el sitio, donde realizaron las diligencias necesarias al automóvil para integrar las investigaciones.

Antecedentes de balacera en Cancún

El pasado 31 de enero, alrededor de las 21:30 horas, en la ciudad de Cancún fue activado el código rojo luego de que sicarios sorprendieran a balazos a unos policías estatales que se encontraban al interior del fraccionamiento Andalucía, en la Supermanzana 517, resguardando un domicilio donde en días anteriores —el lunes 21 de enero— fuera asegurada una camioneta que en su interior tenía casquillos percutidos, relacionados con los indicios asegurados en un domicilio de la Región 219, donde el día anterior (20 de enero) fueron acribillados los asistentes a una fiesta; por tal motivo, la Procuraduría General de la República (PGR) aseguró el inmueble y solicitó la custodia a la Policía Estatal.

Testigos aseguraron que los dos hombres llegaron a bordo de un taxi perteneciente al Sindicato de Taxistas Andrés Quintana Roo, con número económico 3611, y con armas largas intentaron ejecutar a dos policías estatales que resguardaban el inmueble en mención. Al parecer, uno de estos agentes es consanguíneo del hombre que ayer intentaron ejecutar en Chetumal. Al parecer, los uniformados no presentaron heridas de gravedad; sin embargo, no esperaron el arribo de la ambulancia y a bordo de dos patrullas los trasladaron a diferentes hospitales, donde quedaron fuertemente resguardados.

Testigos de aquel asesinato, entre ellos estudiantes del Cecyte, quienes estaban en las inmediaciones, aseguraron que se escucharon alrededor de 40 detonaciones de arma de fuego, y los sicarios iban a bordo de un vehículo tipo Spark, que se cruzó con las autoridades que llegaron al auxilio.

Luego los sujetos salieron huyendo al bordo de la misma unidad de alquiler en dirección contraria a donde comenzaron a llegar patrullas de la Policía Estatal, seguidas de ministeriales y federales.

Deje un comentario

seis − uno =