Llueven “paracaidistas” en Mahahual

Chetumal, 22 de junio

Se gestan nuevos asentamientos irregulares en la colonia del Kilómetro 55 en la comunidad de Majahual. Más de 10 familias han invadido terrenos de propiedad privada desde hace unos 3 meses.

Al parecer, parte de esta invasión es atribuida a alguien señalado como Sergio Carvajal, personaje que presuntamente ya ha sido procesado anteriormente por este tipo delito.

Son más de 10 familias en pobreza extrema las que han hecho de los terrenos de propiedad privada en esta colonia su nuevo hogar.

El asentamiento irregular se ha estado gestando desde hace unos 3 meses, y de éste forman parte tanto habitantes de Majahual como gente que ha llegado de fuera.

Casitas de madera que han construido con sus propias manos, muchas de las cuales están a medio terminar, forman el triste panorama que se observa en esta colonia, como parte de la invasión que continúa expandiéndose.

Muchas de estas familias, las cuales cuentan con hijos pequeños, han sido convencidas bajo engaños para que se instalen y habiten el lugar, y a pesar de que saben que están cometiendo un acto ilegal, dicen que ahí se quedarán pues no tienen otro lugar a donde ir.

En otro lado de la comunidad también se ha gestado un asentamiento irregular, se trata de un extraño sujeto que ha edificado una pequeña casa de madera y cartón a un lado del muelle de pescadores, en un área de manglares.

Algunos pobladores desconocen de dónde vino, mientras que otros señalan que llegó buscando trabajo en la comunidad, y que incluso ayudó en las obras de ampliación del malecón.

Al terminarse la chamba, el sujeto se quedó a vivir en Majahual, instalándose primero en un terreno de propiedad privada, pero un tiempo después fue corrido por el dueño. Ahora ha construido, como ha podido, una pequeña casa de a lo mucho 2 metros de largo por otros 2 metros de ancho, justo a un lado del muelle de pescadores.

El sujeto asegura que una señora que tiene un negocio cerca le dio permiso de quedarse en dicha área, sin embargo es una zona federal sobre la cual ningún poblador tiene jurisdicción.

Además de dar una mala imagen al turismo que llega al destino, para poder hacer su maltrecha vivienda tuvo que destruir parte del mangle que ahí se encuentra, el cual es una planta protegida por las leyes ambientales mexicanas.

A pesar de que autoridades del destino lo han invitado a retirarse, el señor de más de 50 años se niega a moverse, y esto también puede representar un problema de insalubridad pues nadie sabe dónde hace sus necesidades.

Gabriel Manzanilla (Por Esto QRoo)

Deje un comentario

Trece + 7 =