Un jovencito muerto y otro herido tras ser rafagueados en parque de Cancún

Cancún, 5 febrero
(Por Esto Q Roo)

La tranquilidad del fraccionamiento Kusamil, en la Región 110, se vio perturbada la noche de este domingo, con la llegada de sujetos a bordo de una motocicleta, quienes dispararon en repetidas ocasiones contra menores de edad que se encontraban jugando en un parque, uno de ellos al parecer de 16 años perdió la vida a consecuencia de los disparos y otro más resultó herido, por lo que tuvo que ser trasladado a un hospital, con esta muerte suman ya 39 los casos relacionados con la delincuencia organizada que opera en Cancún, y sería el cuatro menor entre las víctimas de los hechos delictivos perpetrados por criminales.

Los lamentables hechos ocurrieron alrededor de las 20:50 horas, cuando de acuerdo las versiones de testigos, dos sujetos a bordo de una motocicleta llegaron hasta la avenida Kusamil, manzana 4, y sin piedad comenzaron a disparar contra un grupo de jóvenes y niños que se encontraban jugando en una cancha de usos múltiples, los más pequeños que se encontraban en las resbaladillas o en los columpios, por instinto comenzaron a bajarse de los juego y corrieron hasta los edificios para ponerse a salvo.

Los adultos quienes estaban confiados de que los niños estaban bien comenzaron a salir de sus hogares, al ser alertados por los disparos, seguidos de gritos, todos pensando en sus hijos, quienes debido al largo fin de semana aún se encontraban jugando a unos metros de sus casas.

En la orilla de la cancha de basquetbol estaba tirado un menor de 16 años de edad, otro de 19 años se encontraba a unos metros, el primero desgraciadamente ya no contaba con signos vitales el otro gravemente herido permaneció rodeado de familiares y vecinos hasta que llegó una ambulancia que lo trasladaría a un hospital.

Entre el terror que se estaba viviendo, alguien dio aviso al número de emergencias 911, solicitando el apoyo de la unidad médica, asimismo comenzaron a llegar elementos de la Policía Municipal, Estatal, y Ministerial, para pedir características de los presuntos responsables de los cuales sólo se supo que eran dos e iban a bordo de una motocicleta.

El menor el cual aún contaba con signos vitales fue trasladado a un hospital a bordo de una ambulancia de la Cruz Roja, y viendo que el otro quedaba tendido sobre un charco de sangre, los gritos de madres de familia no se hicieron esperar, ya que al parecer ambos menores resultaron ser víctimas colaterales de un ataque perpetrado por criminales pertenecientes a una célula delictiva.

En el lugar quedaron más de 10 casquillos percutidos de los cuales se desconoce el calibre, mismos que fueron asegurados por peritos criminalistas de la Vicefiscalía General de Justicia, quienes en medio de un desgarrador ambiente procesaron el área, pues a la pena de la familia del menor se unieron vecinos, quienes no daban crédito a lo que acababa de suceder y que a cualquiera de los niños que se encontraban en el parque jugando les pudo haber pasado.

Finalmente el cuerpo fue trasladado a las instalaciones del Servicio Médico Forense (Semefo), donde se le practicaría la necropsia de Ley.

Deje un comentario

tres × 4 =