La apuesta de Movimiento Ciudadano en esta elección

Quetzalcóatl

Se acelera la efervescencia política en Quintana Roo luego de la gran derrota en las presidencias municipales por la fiebre “Morenista” y cómo en todo matrimonio, la luna de miel acaba. Ahora en la lista de aspirantes a ocupar una curul en la XVI legislatura, que postulan los 9 partidos, se seleccionaron  jóvenes especiales que comenzarán a escribir su historia en la vida política estatal.

Movimiento Ciudadano (MC) no sólo va sin coalición como los dinosaurios, sino que busca trascender en la vida política de Quintana Roo, a tal grado que la mayoría de sus candidatos a diputados son ciudadanos que nunca han participado en otros partidos políticos, jóvenes e indígenas en el proceso de elección.

MC plantea a tres candidatos son mayaparlantes, uno de ellos es discapacitado visual nacido en una comunidad maya de Felipe Carrillo Puerto; son jóvenes menores de 30 años, como es el caso de Manuel Ciau Náhuatl que competirá en el distrito 13 con cabecera en el municipio en Bacalar, quien se ha mantenido como líder de Juventud Revolucionaria Movimiento por México y de cerca con los habitantes de las comunidades indígenas del municipio.

Hábito muy distinto a la actitud del presidente municipal Alex Cetina Aguiluz que se reeligió con dudosa aceptación del pueblo y en realidad no ha podido hacer mucho por las comunidades rurales, los servicios públicos y sobre todo por el Pueblo mágico. Se ha convertido en un voraz depredador del medio ambiente, ya que no le importa el daño irreversible que está sufriendo la laguna de los siete colores con tal de recaudar miles de pesos con los permisos de construcción que autoriza.  

Los cadáveres políticos que abrigan las coaliciones en los demás partidos, dejan mucho que desear al declararse:” La coalición PRD- PAN-PES. Orden y Desarrollo por Quintana Roo y la de Morena-PVEM y PT que va como “Juntos Haremos Historia por Quintana Roo”. Deberían ser desterrados de la entidad luego de haber timado a la gente. Sin embargo un pueblo que no tiene memoria siempre a repite su historia.

El cambio político en Quintana Roo, entidad federativa que fue gobernada por el PRI desde su fundación como Estado libre y soberano, en 1974, hasta las elecciones estatales de 2016, cuando una alianza opositora (PAN-PRD) logró derrotar al PRI en el Gobierno del estado y en el Gobierno del municipio de Othón P. Blanco, que alberga la capital del estado, (Chetumal).

Se puede afirmar que el proceso de alternancia en Quintana Roo inició en realidad en el año 2002, con el cambio de partido en el Gobierno del municipio de Benito Juárez (donde ganó el Partido Verde Ecologista), al que siguieron alternancias en los municipios de Cozumel (PAN), Felipe Carrillo Puerto y Othón P. Blanco. Cabe señalar que el cambio político en los municipios ha sido intermitente, es decir, los PRI- PVEM han sido derrotados y reinstaurado en los poderes municipales sin que los Gobiernos de alternancia hayan podido responder a las demandas ciudadanas que los llevaron al poder.

Las obvias razones que condujeron al cambio político en el Gobierno de Quintana Roo, fueron la corrupción de la clase política, la deuda pública y el descontento con la calidad e impacto social, variables determinantes para que el nuevo Gobierno consolide o no, el cambio institucional en el Estado. Después de todo conoceremos los resultados de elección popular para el periodo 2022-2018 y se verá que alianza dejó mejores resultados.

Deje un comentario

uno × 3 =