La conclusión de la megaescultura

Marcelo Salinas
En órbita | Novedades Chetumal

Muchos chetumaleños esperan con ansías las obras para concluir por fin la megaescultura, esa mole de concreto y acero montada en pilotes sobre un islote artificial ubicado sobre el bulevar Bahía, lo cual debe ocurrir este año.

El anuncio del gobernador Roberto Borge Angulo por recuperar la obra escultórica de “Sebastián” (Enrique Carvajal), después de 10 años, activó las esperanzas, no solo porque se eliminará la corrosión y los grafitis en el sitio abandonado, sino porque con una nueva imagen se zanjará el tema de la desidia y el olvido.

Durante esa década, que comprende desde la administración de Joaquín Hendricks Díaz hasta la de Félix González Canto, la monumental escultura fue objeto de rechazo, burlas y graves acusaciones por posibles hechos de corrupción.

Con Hendricks iniciaron las faenas que retomó González Canto, pero por diferentes razones decidió no concluirlas, aun cuando entre ambas administraciones habrían invertido 160 millones de pesos, aproximadamente. La inversión total estimada fue de 280 millones, e incluía recursos privados que nunca aterrizaron.

La obra promovida por Hendricks ha sido calificada de todo, menos como un posible atractivo turístico de gran valía, para lo que fue concebida, pues incluía originalmente un museo, un planetario, un restaurante y comercios.

El caso es que la escultura quedó con forma de equis unida en sus puntas superiores por una curva, conectada por un puente del bulevar al islote artificial, pero el resto quedó prácticamente en obra negra.

Insisto, de ser un proyecto cultural y turístico, el monumento al “Mestizaje” (como también se conoce) se convirtió en un portento del derroche y la aparente corrupción, y en cada elección el tema era usado por la oposición para criticar a los gobiernos priistas.

Ha habido innumerables intentos por recuperarla, pero ninguno ha sido concretado. Recuerdo que tanto la Federación como el Gobierno del Estado anunciaron el año pasado presupuestos millonarios. El Gobierno federal se propuso el rescate mediante el Presupuesto de Egresos de la Federación 2015 con una inversión de 100 millones de pesos para lo que sería el “Museo Cuna del Mestizaje”, aunque por la misma fecha las autoridades del Estado anunciaron un presupuesto local.

Fue en ese mismo 2014, en el Centro Internacional de Negocios y Convenciones de Chetumal con motivo de su tercer informe, cuando el gobernador confirmó la intención, la cual se convierte en una de las decisiones más atinadas en materia de infraestructura turística y cultural en beneficio del sur.

Fue respaldada ampliamente, ya que en ese mismo mensaje adelantó otras que ya son una realidad, como la transformación de la avenida De Los Héroes, otrora epicentro de la actividad económica y del comercio.

La importancia es que no será una obra aislada. Junto con los trabajos en la Héroes, la mejora en otras avenidas, banquetas y camellones, la nueva Fuente del Pescador y la pujante actividad en el bulevar, la megaescultura podrá convertirse en un sitio de enorme interés para habitantes y turistas, quienes visitan una ciudad que comienza a explotar sus atractivos con estrategias exitosas.

La postura de Borge y su equipo de trabajo es valiente: debió decidir entre invertir o desmantelarla, lo cual hubiese sido un error. Se atrevió por lo primero, en un contexto en que los presupuestos sufren ajustes y los tiempos se acortan por procesos electorales.

En el fondo, los capitalinos esperan con ansías la conclusión de una obra que sin duda será un ícono de identidad, y que, por lo mismo, requerirá un esfuerzo permanente por detonar allí vida cultural.

Por su lado, los empresarios debieran jugar un rol preponderante. Pueden aportar más en el corredor, sobre todo para completar el arreglo de las pequeñas esculturas en la Bahía. Es el momento, tras varios intentos frustrados por revivir la zona con inversión privada.

Esperemos que pronto se concrete, tal como se prevé.

4 comentarios

  1. que barbero. cuanto te pagó la conde por esta publicación tan baja. los chetumaleños queremos que no se destine ni un peso mas. y sabemos que solo sirve para desviar recursos alas campañas del pri.
    un periodista investiga. no esta de barbero recibiendo su chayote

  2. Es una vergüenza que le destinen mas dinero a esa cosa si tiene nombre. mientras los salarios de los trabajadores esta por los suelos. Nadie la quiere, que con esa lana reparen las calles mas jodidas de chetumal. que Dios salve chetumal de estos corruptos funcionarios.

  3. Estimado Marcelo Salinas, en relación a tu nota presentada me permito hacerte las siguientes consideraciones, la obra en mención tuvo fallos de orígen, permitiendo el pago de sumas millonarias erogadas con recursos del Estado de Quintana Roo y Federales, los cuáles desaparecieron así como el autor del proyecto, quien se hace llamar “Sebastián”, todo por un capricho del “Desgobernador” y flagrante derrochador de recursos Joaquín Ernesto Hendricks Díaz, que aclaro, no son de él, son impuestos que pagamos los contribuyentes, a los cuáles jamás se nos consultó si queríamos esa dizque obra cultural, las siguientes administraciones han hecho lo mismo, derrochar recursos y por ende ésta última administración, sólo les bastaría caminar 10 minutos por cualquier calle de nuestras colonias para ver el grado de abandono que tienen, pero claro, si pasan por la colonia campestre, no existe ni siquiera un bache, la pregunta es por qué? y la respuesta es la misma, es la zona de ricachones acomodados en la ubre gubernamental así como los parásitos, entonces me preguntó si conocieran la ciudad hubiera sido mejor que invirtieran esas fantásticas sumas derrochadas en mejorar la infraestructura de las calles de las colonias que bién lo necesitan, además de que tus citadas obras en la emblemática avenida de los héroes hasta el día de hoy no acaban bajo pretextos inútiles, volviendo un caos el transitar por esa arteria así como un pandemonium económico para los comerciantes establecidos allí, quienes tienen que pagar impuestos, salarios a sus trabajadores y demás, sin que se les paren las moscas debido a la destrucción existente, por último precisarte que un servidor jamás estaría de acuerdo en que a el llamado monumento al “Mestizaje” le sigan invirtiendo dinero de nosotros los contribuyentes, que le inviertan dinero pero los empresarios que han saqueado al Estado así como los funcionarios públicos que han endeudado a Quintana Roo, así o más claro, ya estamos hartos.

  4. Es claro lo que se pretende hacer: que siga la orgía del saqueo del estado de Q.Roo.
    Ese dichoso Sebastián, es un fraude,sus esculturas son plagio que copia en la Internet de figuras topológicas que construyen los matemáticos( este buey no lo es),no son ideas inéditas atribuibles a Él.
    ¿Sabían que existe una clausulas que se firmó para la construcción de este edefecio, donde se estipula que si la obra no se concluyen se le deberá dar una lanota a ese sebastián?.
    P.D.Ese Salinas( me persigno) es un reportero maicero.

Deje un comentario

dos × 5 =