La “infodemia” y la guerra de redes

Tiro Libre

Anwar Moguel

Andrés Manuel López Obrador empezó esta semana, en sus “mañaneras”, una cruzada contra los “bots” y las “fake news” en las redes sociales, exigiendo incluso a poderosas plataformas como Facebook y Twitter que informen las ganancias que obtienen y quienes son los clientes que compran o utilizan estos recursos para atacar a su gobierno.

Visto está que, si algo disgusta al presidente de la República, es la crítica. No le gusta que se cuestione el perfecto e inmaculado paso de la cuarta transformación que encabeza ni a la buena ni a la mala.

Con el afán de evidenciar que existe una campaña malévola de desinformación para golpear a su administración, auspiciada por entes que derrochan millones de pesos detrás de una computadora, envió a su presidente del Sistema Público de Radiodifusión, el ex periodista de Proceso, Jenaro Villamil, a dar una larga disertación sobre el uso de bots en las redes sociales este miércoles, en la misa matutina de Palacio Nacional.

Allí, Villamil, antes férreo defensor de la libertad de expresión y punzante crítico de los gobiernos, habló largo y tendido sobre la “infodemia”, usando un término acuñado por la OMS que define el exceso de información falsa o maliciosa para causar pánico en la población en medio de la actual pandemia por Covid-19.

Pero AMLO y Villamil fueron más allá, adaptando el concepto a su modo para definir como “infodemia” también a toda información que ellos consideran como mal intencionada o falsa que ataque al gobierno, sin estar relacionada con el tema de la pandemia.

Y es que es un hecho que las redes sociales se han convertido en un campo de batalla ideológico y las falsedades, medias verdades y ataques de mala leche abundan, pero no solo contra el gobierno, sino también a favor.

La crítica presidencial contra el uso de “bots” se derrumban solo con darse una vuelta en Twitter; en la red social del pajarito azul, huestes de cuentas -reales y falsas- afines a la 4T lanzan cotidianamente ataques coordinados contra todo lo que huela a oposición.

Estas huestes de bots, que según AMLO no son baratos -quizá algo sabrá al respecto-, han linchado por igual a reporteros, periodistas, ciudadanos, artistas, que se han atrevido a alzar una voz crítica.

Incluso se han lanzado contra miembros de la 4T a los que ven como “traidores”, por el simple hecho de llevar la contra al señor.

Por supuesto, de eso no habló Villamil, pero las evidencias están allí. ¿O será que también habrá bots buenos y sabios y bots “fifís”?

un comentario

  1. HUYYYY…DOLIÓ….
    BUENO…AUTENTICO REPRESENTANTE DE LA INFODEMIA Y DE LOS FAKES A FAVOR DE QUIEN LE PAGUE….
    BUENO…»COMO ANILLO AL DEDO»…
    A VER CUANTOS MAS INTENTARÁN «CURARSE EN SALUD»….

Deje un comentario

diecinueve + 13 =