Notas

La oposición se agota en el norte

alertarojanew1

 

 

 

Novedades Chetumal
.

Atraídos por un presupuesto de fábula en playas seductoras y por un mercado adicto a su causa, se atrincheraron en Cancún. En 1996 obtuvieron el primer triunfo en toda forma, cuando el panista Antonio Rico Lomelí derrotó al priista cetemista Lino Lara Liceas y se quedó con la diputación local, en el auge del gobierno de Mario Villanueva.

Impulsados por el huracán Vicente Fox, el Chacho Juan Ignacio García Zalvidea –entonces en el PAN – le arrebató al PRI el primer distrito electoral federal. Y el mismo Chacho –ahora Verde Ecologista– en 2002 despojó al tricolor del primer municipio, el de Benito Juárez donde se ubica Cancún.

PAN y PRD se han consolidado en el norte, donde han obtenido sus triunfos más significativos, incluyendo las alcaldías de Cozumel e Isla Mujeres. Lo malo es que esta oposición se agota en el norte y descobija al centro y sur del estado.

Desde hace mucho tiempo la oposición no tiene un sólo diputado local fuera de la órbita de Cancún, sea de mayoría relativa o plurinominal. Lo mismo ocurre con las diputaciones federales y senadurías.

Al hacerle fuchi al sur, PAN y PRD dejan el campo libre a un PRI que cuenta con figuras chetumaleñas, sin que todas entren en la categoría de revelaciones políticas, pero estar ausentes es peor.

La lógica de la oposición es la siguiente: si hay una posición en juego, va Lady Senadora Luz María Beristáin (PRD), Alicia Ricalde Magaña o Patricia Sánchez Carrillo, del PAN.

Cuando el panista chetumaleño Mario Rivero Leal quiso ser candidato a diputado federal plurinominal en 2009, se le atravesó el ex alcalde cozumeleño Gustavo Ortega Joaquín, quien del PRI saltó al partido blanquiazul.

Cuando el panista chetumaleño José Hadad Estéfano quiso ser candidato federal pluri en este 2015, lo desplumó la cancunense Patricia Sánchez Carrillo. Y así por el estilo.

Los perredistas del sur ya ni hacen el intento, resignados a este maltrato. Muchos simpatizan con Morena, un partido que puede cometer los errores de la oposición, ya que su cuartel también está en Cancún.

Los priistas son los únicos con figuras buenas y malas en todos los municipios. Cubren todas las posiciones, son los protagonistas y dictan la agenda estatal, mientras otros dormitan en Cancún.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba