La tenacidad como virtud

En el marco de la conmemoración del 45 aniversario de Quintana Roo como entidad federativa, prevaleció el llamado a la unidad, a trabajar en equipo, fomentar el diálogo y encontrar soluciones en beneficio de todos los quintanarroenses.

En la sesión solemne de la XVI Legislatura del Estado de Quintana Roo, que fue conducida por el diputado Gustavo Miranda García, presidente de la Mesa Directiva, los tres poderes del Estado conmemoraron el XLV Aniversario de la Conversión de Territorio Federal a Estado Libre y Soberano de Quintana Roo.

Al hacer uso de la máxima tribuna del Estado, el gobernador quintanarroense, Carlos Joaquín González, aseguró que en los tiempos actuales se debe trabajar para resolver la problemática social de la entidad.

“Hay que entender que tenemos que trabajar para mejorar Quintana Roo, esto no es sólo un tema de los políticos y del gobierno, debemos entender que los problemas se solucionan entre todos, en la búsqueda de consensos, no en el disenso. Porque si los beneficios son para todos, los perjuicios también lo sufrimos todos”, agregó.

El horizonte político continúa a lo lejos llenos de nubarrones indescriptibles por la delincuencia organizada, el desconcierto de la población mira hacia lo alto orando, más atenta a los problemas por la catarsis que esta ocurriendo en el Estado.

La lucha de los quintanarroenses por la sobrevivencia continúa y no hay tiempo ni espacio. Para los que son del ahora, como los del pasado, al frente y al lado,, lo que hay en cada quintanarroense, ahora reducidos a una batalla desigual e injusta.

La delincuencia extendió sus tentáculos y sufrimiento a las clases de la pirámide social, donde se incluyen a todos con la vista enclavada con la añoranza en el Quintana Roo del ayer, tranquilo, como recurso de subsistencia de todos. Allí está el mañana con el porvenir difícil y aciago del futuro.

Diputados complacientes ante los comparecientes

Los escenarios planteados por los funcionarios comparecientes a doc. Lucen de igual forma imprecisos adolecen de credibilidad porque se les percibe inviables cargados de imponderables circunstancias. Fueron escuchados por los diputados complacientes.

En esa ocasión se jugó mucho a la especulación y a la simulación de hechos. En algunos casos cotejando experiencias de otras latitudes y realidades sociales y económicas, simplemente, congregándolas por rangos variables y variantes generales.

El factor que más influye en la falta de convicción en dichos y hechos con desdibujados contextos, la falta de susceptibilidad popular que predomina sobre la política, la incongruencia e improvisación, han imperado en el estado de Quintana Roo en los últimos tiempos, largos y angustiosos.

Inmersos en la parodia del desarrollo del Estado. Ellos, los comparecientes, saben de memoria el script y el argumento. Las cosas empeoran y trágicamente no hay mapa con ruta probable,g inadmisible. Una población en el limbo esperando e implorando un cambio que mejore la indeseable delincuencia organizada en esta situación de infortunio.

Al detectar este catártico estado de terror por la delincuencia organizada, es ver las cosas sin un propósito o plan previo que puedan indicar, con prístina claridad, cuál es ese estado y si requerimos de un cambio.

La incorporación de los diputados del Movimiento de Regeneración Nacional, Morena, no han dado los pasos iniciales que vislumbre la 4ta. Transformación, sin muestras concretas del avance al diálogo, fueron de los más complacientes con los comparecientes, que hasta prometieron ampliar su presupuesto. -Por si acaso les faltara-. 

Deje un comentario

12 − 6 =