Notas

Languidece el negocio de Villatoro

alertarojanew1

.

.

.

Novedades Chetumal
.

El Partido del Trabajo que estuvo a punto de la extinción en el proceso electoral federal de 2015, cuando logró con uñas y dientes permanecer colgado del erario gracias a las elecciones extraordinarias de Aguascalientes, parece estar viviendo sus últimos momentos en Quintana Roo, donde sus catastróficos resultados en el pasado proceso electoral local lo dejaron en el sótano.

En el PT las cosas andan mal y de malas, en gran parte por los malos manejos de su prolongado dirigente estatal, Hernán Villatoro Barrios, quien ha enriquecido a su familia gracias al manejo de diputaciones y regidurías en ese partido que maneja como si fuera su negocio particular.

hernan villatoro 51Gracias a la cuota plurinominal, Villatoro Barrios ha logrado ser dos veces diputado con un desempeño para el olvido, lapidando las posibilidades de crecimiento del partido con su falta de congruencia y abundante voracidad a flor de piel.

Este viernes el dirigente petista terminará su segundo periodo como legislador, pero no entregará la estafeta a alguno de sus correligionarios ya que no alcanzaron el tres por ciento de votación requerido para incrustar a un diputado plurinominal.

Esto no es menor, ya que la diputación local que conservaba el PT desde hace una década era el único reducto de poder político del partido; al perder esa plataforma, sus posibilidades de supervivencia en los próximos dos años se reducen drásticamente. Para colmo, también perdieron regidurías en varios Ayuntamientos.

Y como el barco está haciendo agua, varios de sus militantes han empezado a emigrar a otros proyectos políticos, fenómeno que es más visible en el municipio de Bacalar, donde el PT logró consolidar una estructura importante que los tuvo en la competencia por la presidencia municipal, pero tras la dolorosa derrota y el futuro poco promisorio, los petistas han empezado a hacerle ojitos al PAN y PRD, partidos que recobraron vigor gracias al histórico triunfo de Carlos Joaquín González.

Con 2018 agitándose en el horizonte, el pronóstico para el PT es fatídico, pues en las próximas elecciones se estará jugando su supervivencia con todo en contra, ya que militantes y simpatizantes le han dado la espalda a su dirigencia estatal representada por el nefasto Villatoro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

10 + 4 =

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba