Notas

Las 58 quejas del IMSS

alertarojanew1

.

.

.

Novedades Chetumal
.

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) acumula 58 quejas de pacientes y sus familiares en Quintana Roo, de enero a agosto de 2015, según el Sistema Nacional de Violación a los Derechos Humanos. Para tener una idea más precisa, en Yucatán tiene 35 y 11 en Campeche.

Según las cifras de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), el estado de México acumula 201 quejas, pero poblacionalmente subimos a la báscula al Pipino Cuevas y a un luchador de sumo que acaba de consumir un elefante.

Algo está fallando en el IMSS, y su delegado Flavio Carlos Rosado se mantiene tan ausente como su antecesor yucateco Jorge Río Pérez, quedando inmóvil ante las 58 quejas que colocan a Quintana Roo en la lista de entidades con números rojos, según la población que concentra.

Flavio Carlos Rosado se ha concentrado en Cancún, pero sin que su placentera estancia repercuta favorablemente en sus indicadores tan preocupantes.

Las quejas deben ser analizadas para encontrar puntos de coincidencia, ya que hay una cadena que inicia con el personal auxiliar hasta desembocar en el desempeño de los médicos especialistas.

Los niveles de atención son deficientes en algunos casos, afectando a los pacientes y desatando desesperación e impotencia en las familias. El delegado del IMSS debe tomar en sus manos las 58 quejas para evaluarlas y llamar a cuentas al personal médico, comenzando por los directores de las clínicas y demás áreas vitales.

Yendo más lejos, el director general del IMSS debe pedirle explicaciones y acciones contundentes a su delegado en Quintana Roo, quien como todo indica toma como cosa menor esta cantidad de quejas difundida por la CNDH.

El IMSS forma parte del gobierno federal, cuyo presupuesto a manos llenas debe ser garantía de excelencia en resultados. Pero esto no se cumple en Quintana Roo.

A todo esto, cómo nos afecta la carencia de una Comisión Estatal de Arbitraje Médico, instancia que genera pánico en una comunidad médica acostumbrada a esconder la carne putrefacta debajo de las alfombras.

Porque esta Comisión de Arbitraje sería el primer apoyo para pacientes y sus familiares. Pero nuestro Congreso local no recibió la iniciativa, ya que los diputados no saben cómo elaborarlas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba