Las ambiciones en el nido de las serpientes

Tiro Libre

Anwar Moguel
Novedades Quintana Roo

El prehispánico origen etimológico del nombre del destino turístico más importante de México y latinoamérica, Cancún, describe a la perfección en lo que se ha convertido la lucha política por el control de ese municipio, donde desde tepocatas hasta coralillos están mostrando sus colmillos y lanzando veneno a discreción a fin de tener la oportunidad de contender en el 2021 y, con ello, tener la posibilidad de llegar a la deseada silla de la presidencia que hoy ocupa Mara Lezama.

Y es que si bien, los demonios de la grilla andan desatados en toda nuestra caribeña entidad, es en el Nido de Víboras (Cancún) donde la guerra sorda se siente con toda la intensidad, amenazan incluso con fracturar partidos y coaliciones por igual.

En este espacio y en muchos otros se ha dado seguimiento al despapaye interno que reina en Morena, donde la combativa tribu de Marybel Villegas Canché amenaza las posibilidades de reelección de una tambaleante Mara Lezama Espinoza, quien no aprovechó el tiempo en el poder para consolidar ni su gobierno ni su liderazgo político, y que se ha visto obligada a unir fuerzas con las huestes de Luis Alegre Salazar y de Reyna Durán Ovando, en un pacto abierto para cerrarle el paso a la senadora a como dé lugar.

En Morena, también juega y mucho el factor del Partido Verde, quien controla la más importante estructura clientelar en ese municipio y que, para ponerla al servicio de su coalición, pide posiciones -demasiadas, quizá más de las que en realidad valen- y poder, sobre todo, poder.

Para colmo, hasta la doña perpetua quintanarroense, Cecilia Loría Marín, dueña del partidito Movimiento Auténtico Social, ya se logró meter en las dichosas “encuestas” del partido guinda avalada por el mismo Mario Delgado, quien muy posiblemente le dio el sí sabedor de que la protegida del ex gobernador Joaquín Hendricks logrará, si acaso, un porcentaje ridículo de apoyo ciudadano.

Pero en la acera de enfrente las cosas también andan turbias. PAN, PRD y PRI, que en teoría tienen los números para meter en aprietos a Morena en la elección venidera si unen fuerzas, andan del chongo y hasta lanzan amenazas de romper la coalición.

El PRD quiere imponer al diputado federal ex priista y ex morenista, Jesús Pool Moo, al considerar que tiene mejores posibilidades que el vocero del estado, Carlos Orvañanos Rea, quien a su vez encabeza las encuestas del PAN en el municipio.

Chucho Pool abrió fuego en su reciente informe con un duro mensaje enviado a Orvañanos, quien a su vez respondió con un comunicado solicitando al PAN nacional que ni se le ocurra soltar la candidatura que les corresponde por votación recibida.

El vocero estatal recibió respaldo del diputado local Eduardo Martínez Arcila, quien advirtió que el PAN competirá en Cancún en coalición o en solitario, descartando que le darán la candidatura al solaztequismo, aún si el costo es el rompimiento de la alianza.

Deje un comentario

siete + seis =