Legisladores del PRD y PAN tratan de darle la puntilla al Dragon Mart

laboladecristal

En el medio político los patrones de imitación alcanzan posturas increíbles, como la diputada del PRD, Graciela Saldaña Fraire y el senador del PAN Daniel Ávila Ruiz, con una peculiaridad en su gestualidad corporal, con tono agresivo en el discurso y acento, aún posturas en los silencios con actitud histriónica para definir las formas y el fondo, tanto que, desde el proscenio legislativo, devienen acusaciones hacia Quintana Roo de una diputada izquierdista y del otro senador derechista.

Ambos y juntos proporcionan un halo de agresividad, poseen actitudes con un carisma seductor, aptitud que los convierte en seudo paladines y, más, sí acentúan el fiero discurso cuando dirigen acusaciones contra figuras del PRI. Como en otros casos. valiéndose de las herramientas legales constriñen su discurso siguiendo lineamientos perfectamente estudiados y, a veces, sin planificar, para manipular audiencias.

En conferencia de prensa la diputada del PRD Graciela Saldaña Fraire y el senador del PAN Daniel Ávila Ruiz, afirmaron que no se descansará hasta que se clausure de manera definitiva el proyecto Dragón Mart.

“Si bien es cierto que el vocero oficial del Gobierno Federal dio información con respecto a este proyecto, es un asunto que no ha concluido, pues la PROFEPA –como ustedes bien saben- hizo una clausura total, pero no definitiva, que esos son algunos de los puntos que queremos saber, por qué la Federación o la Procuraduría no ha clausurado definitivamente un proyecto que a todas luces nunca gozó con los permisos, nunca contó con manifestación de impacto ambiental”.

Saldaña Fraire recordó que el único que emitió permisos fue el gobierno del Estado a través del INIRA, “ellos autorizaron una manifestación de impacto ambiental, por lo que la solicitud del juicio de lesividad que quedaría pendiente. El gobierno del estado violentó el programa de Ordenamiento Ecológico local del municipio de Benito Juárez emitiendo autorizaciones en materia ambiental el 6 de septiembre del 2012. El gobierno estatal a través de la Procuraduría de Protección al Ambiente estatal ha sido omisa al dar seguimiento a esta autorización”.

Por su parte el Senador Daniel Ávila Ruiz señaló que a más de dos años y medio que empezaron a luchar contra el proyecto Dragon Mart, la PROFEPA clausura de manera temporal la obra “y no vamos a descansar, tanto la diputada federal Graciela Saldaña como un servidor, hasta que haya una clausura definitiva del proyecto de Dragon Mart.

El senador panista aseguró que además de los promotores de Dragon Mart, hay funcionarios de gobierno del estado de Quintana Roo involucrados, los que dieron los permisos locales para que los promotores de Dragon Mart pudieran entrar y deforestar el predio de más de quinientas hectáreas.

Entonces, en tono amenazador el panista espetó, “no vamos a descansar hasta que se aplique todo el peso de la ley del gobierno federal en contra de estas personas”, concluyó.

Ahora bien, qué tienen estos guías en la conciencia de su rol acusatorio en donde se habla constantemente de la pérdida del medio ambiente, es imperante revisar, en todos los ámbitos, los estilos que están moldeando nuestra sociedad. Es ese el valor primordial, la responsabilidad de conciencia sobre el impacto de las palabras, las frases, los discursos, las actitudes, sobre todo de quienes tratan de tener influencia electoral.

Es la dinámica de los legisladores de marras, del PRD y PAN, el modelaje ante cámaras y micrófonos, bajo reflectores, que se comparten entre sí modelando ante los medios mostrando que hay responsabilidad en cada uno, -de ella y de él-. Así que nadie debería seguir a esos legisladores sin antes revisar sus tendenciosos criterios con ese modelaje que se retroalimenta con fuerzas paralelas a base de una actitud destructiva dirigida contra su acérrimo contrario.

Unidad a bordo de la máquina tricolor

La certeza del PRI que con la unidad convocada por el prístino líder en el Estado de ir con lazos estrechos para enfrentar la contienda electoral que se avecina, de no dividirse, ni fragmentarse, -como término de comparación de los partidos de oposición-, sin alterarse o destruirse, con esa conformidad asumida, se acompañan los priistas unidos a bordo de la máquina para enfrentar la justa comicial que se avecina en los inicios de junio. Más allá de la estrechez sectaria de los partidos de oposición que recelosos vigilan al tricolor.

La designación del comando tricolor para conquistar triunfos en la lía comicial las curules en el Parlamento federal, suele ser motivo de previo y posterior interés a la sucesión gubernamental 2016. Incluso ya hay interpelantes en primera línea y en sus reservas, creándose expectativas futuras.

Nada de esto ha ocurrido en el nuevo actuar del partido aurinegro estatal, el PRD, cuyo anuncio acerca del consejo de unidad interna que se da cita para congregar a las desparpajadas tribus, no despertó más que visos de ruptura, que ni siquiera fue bien visto entre sus correligionarios y simpatizantes, porque ya se sabía, de antemano, que seguirían en el camino de la confrontación intestina.

Pero es mal comienzo del clan opositor al PRI, y su continuación facciosa, porque se trata de más de lo mismo, sólo que ahora peor, porque si antes tenían en Cancún un gobierno sectario, ahora ocurre que ya no tienen nada en ningún lado.

Pero los actuares de los líderes perredistas actuales, que con ostentación han cambiado el atuendo aurinegro para ahora ponerse junto al linaje albiazul, evocadores del tan invocado armadijo opositor, con el resultado de daños incalculables e irreversibles.

Al estilo del mando cupular sectario que esteriliza cualquier señal de apertura, en el PAN y PRD se sigue agotando toda idea creadora a cambio de fantasías, golpes y destrucciones entre sí que, a veces, son mero reflejo de lo hecho y desecho en los últimos años.

Los líderes del PAN y PRD han dado gran despliegue a insólitas declaraciones, según las cuales les dan ventaja contra el contendor tricolor, tanto de sus agoreros informativos como de sus tildes, todos los mensajes se encaminan, desde el proemio de las elecciones, a exacerbar los ánimos.

Los partidos opositores están de vuelta a sus peores comportamientos de la década pasada. Los que sin el menor rubor presumen, han ocurrido con denuncias de supuestos fraudes e impugnaciones contra su propia bandería ante los tribunales electorales local y federal, y hasta en la Suprema Corte de Justicia de la Nación, donde los ministros, en su mayoría, han desechado tajantemente sus aviesos instintos.

Esto es así, debido a que realmente no se produce un cambio estructural bajo la tolda opositora más allá de sus linderos internos con el comportamiento faccioso sempiterno que sólo los mantiene a la expectativa porque van hacia el fracaso, más si no se adaptan a la vanguardia de lo que anhela la nueva estructura social, y las banderías opositoras al PRI no se comportan según lo esperado, y así no podrán cumplir cabalmente con las expectativas del cada día más exigente electorado.

E mail: riveroeulalio@hotmail.com

http://laboladecristal-rogelio.blogspot.com/

Deje un comentario

3 × tres =