Notas

Lo nuestro es atrofiar proyectos

alertarojanew1

.

.

.

Novedades Chetumal
.

Nacidos con buena estampa a partir del gobierno de Miguel Borge Martín, proyectos y obras educativos y culturales padecen una atrofia muscular que los condena a la decadencia. El vigor que caracterizó a estas propuestas ya es material para nostálgicos que fuimos testigos de esos partos.

El Museo de la Cultura Maya se he deteriorado a tal extremo que hoy es tan sólo un museo de ranchería, sin una propuesta que lo mantenga en los primeros planos, como intentó Don Miguel Borge a principios de la década de los 90.

El proyecto dio en el blanco, pero ahora se las está viendo negras porque todas sus instalaciones están en el abandono y no se cuenta con un tanque de oxígeno para su relanzamiento como visita obligada para locales y visitantes. Duele porque muchos dábamos por hecho que este Museo se consolidaría, entregando costales de beneficios a nuestro castigado Chetumal.

Doloroso también el destino de la Casa Internacional del Escritor, fundada en Bacalar a principios de los 90 y que debía ser un remanso caribeño para que los escritores corretearan a las musas con ron jamaiquino en mano, coordinando talleres y dictando conferencias magistrales en sus prolongadas horas de ocio. Nada de eso, y hoy esa Casa es un cascarón lastimero.

Fui afortunado testigo del nacimiento del Museo de la Ciudad en Chetumal, ubicado a un costado del hotel Los Cocos, en el Centro Cultural de las Bellas Artes que ocupa la antigua escuela socialista Belisario Domínguez en plena avenida de los Héroes.

Fundado por el gobernador Joaquín Hendricks, ese Museo incluía entre sus piezas más valiosas la casaca del Vicealmirante Othón Pompeyo Blanco, fundador de nuestro Chetumal. Si algún burócrata de la cultura sabe el paradero de esa prenda, favor de marcar al número de emergencias.

Y concluyo con la Universidad de Quintana Roo (UQROO), un proyecto fallido que difícilmente será recuperado.

Dos mujeres se perfilan

El Congreso local dio ayer entrada a las ternas para designar dos magistrados numerarios del Tribunal Superior de Justicia. Se perfilan dos mujeres a estas posiciones de tanto peso, haciendo justicia a las féminas precisamente en los dominios de nuestra justicia. A esperar el humo blanco en el bulevar Bahía.

Un comentario

  1. A pero cuanto le han invertido a la megaescultura y le siguen invirtiendo a esa porquerìa, pero bueno sigàmonos quejando y no hagamos nada, que sigan robando los polìticos…

    Y arriba el Pri…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba