Notas

Morcillo y Carlos Mario, dupla luminosa

Chetumal, 8 marzo
Julian Marquez Ulin (Diario de Q.Roo)

Las cuentas bancarias, tanto de depósitos de participaciones federales como de la misma nómina e ingresos por concepto de impuestos, del Ayuntamiento de Othón P. Blanco están en peligro de ser embargadas, ya que la empresa Avances Lumínicos Plus S.A. de C.V. inició un juicio mercantil en contra del Ayuntamiento por 300 millones de pesos, luego de que en la administración de Andrés Ruiz Morcillo se le contratara para la colocación de lámparas leds y desde entonces no ha generado pago alguno.

Por si fuera poco, el presidente del Partido Encuentro Social (PES) en Quintana Roo, Carlos Mario Villanueva Tenorio, solicitó que se reestructurara esta deuda y a pesar que logró recursos para dar un anticipo a la compañía, también se dio el lujo de no realizar pago alguno, por lo que de la mano de Ruiz Morcillo hoy podrían hundir por completo al Ayuntamiento capitalino.

La orden de emplazamiento fue notificada a las autoridades municipales durante la jornada de este día, por lo que tienen un plazo de nueve días para responder dicho exhorto, pues de lo contrario se daría por entendido y la compañía Avances Lumínicos podría agilizar el proceso de embargo.

lamparaledDe acuerdo con el exhorto 28/2016 que ayer envió el Juzgado Mercantil de Primera Instancia del Distrito Judicial de Chetumal, Quintana Roo, esta es una acción deducida del expediente 985/15, relativo a las diligencias de jurisdicción voluntaria promovidas por Avances lumínicos Plus S.A. de C.V. en contra del Ayuntamiento de Othón P. Blanco.

De acuerdo con la información recabada por el reportero, en la administración de Andrés Ruiz Morcillo, el Ayuntamiento contrató los servicios de Avances Lumínicos Plus S.A. de C.V. para sustituir las lámparas incandescentes por unas de tecnología led, el contrato, que fue aprobado por el Cabildo y refrendado por el Congreso del Estado, fue por 240 millones de pesos, a pagar en 15 años.

En este sentido, se acordó en el mismo contrato que debido a que el Ayuntamiento ahorraría con estas lámparas por lo menos el cincuenta por ciento de su consumo de energía eléctrica, que en facturas superaba los seis millones de pesos ante la Comisión Federal de Electricidad (CFE), la autoridad municipal se comprometía a pagar por lo menos dos millones de pesos mensuales a la empresa.

Sin embargo, a sabiendas de que pondría al municipio contra la pared, el entonces presidente municipal, Andrés Florentino Ruiz Morcillo, no realizó ningún pago, a pesar que se realizaron inspecciones en las que se comprobaba que, efectivamente, el municipio estaba gozando de una considerable reducción en el consumo de energía eléctrica.

Esto poco le importó a la administración de Ruiz Morcillo, por lo que terminó su administración y a pesar que recibió exhortos de pago por parte de la empresa, hizo caso omiso, pues al fin el trabajo ya estaba concretado, por lo que se desecharon las facturas que ingresó el personal de dicha compañía.

La administración de Ruiz Morcillo culminó y el problema se le heredó a su sucesor, Carlos Mario Villanueva Tenorio, quien en su momento solicitó la restructuración de la deuda y aunque aparentemente logró un recurso para el pago a dicha compañía, este personaje tampoco realizó pago alguno a la empresa, y hoy por hoy la deuda ronda los 300 millones de pesos.

Por si fuera poco, Villanueva Tenorio, en la actualidad presidente estatal del PES, logró además un préstamo por 272 millones de pesos, previa autorización, que también generó muchas dudas, debido a que no se exhibieron en un principio los detalles de la tramitología como tasas de interés y el nombre de la institución financiera que lo otorgaría.

Por esta cuestión, principalmente por la negligencia de Andrés Ruiz, la actual administración municipal tiene enfrente quizá una de las peores complicaciones jurídicas que se hayan podido presentar en la historia del Ayuntamiento, ya que esto puede desembocar en el embargo de las cuentas bancarias del municipio, tanto las que se utilizan para los depósitos de participaciones federales, como las de la misma nómina y la de ingresos por concepto de impuestos, como el predial.

Cabe señalar que en esta administración, la empresa Avances Lumínicos Plus S.A. de C.V.  ingresó aproximadamente 35 facturas; sin embargo, estas les fueron devueltas, porque no había el recurso para cubrirlas. Estas evidencias fueron presentadas por la parte demandante ante el Juzgado Mercantil de Primera Instancia de Chetumal, misma que emitió el exhorto a la comuna y que precisamente este lunes fue notificado.

Al momento, el Ayuntamiento capitalino no tiene más que responder conforme a derecho el exhorto que le fue notificado en un periodo no mayor a nueve días, pues de lo contrario la autoridad lo daría por informado, y esto le generaría mayores posibilidades a la compañía de solicitar el pago anticipado por incumplimiento de contrato, que desencadenaría en el embargo de todas las cuentas bancarias del municipio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba