Notas

Mucho brinco y pocas candidatas

alertarojanew1

.

.

.

Novedades Chetumal

.

Si los partidos de oposición tienen la voluntad política que mucho pregonan, sin tanto brinco pueden entregar a las mujeres el 50 por ciento de las candidaturas a presidencias municipales y diputaciones locales que estarán disponibles en el proceso de 2016.

No hay mayor complicación a la vista, ya que los partidos a ese nivel pueden reorientar el reparto para hacer justicia a la mujer, yendo más allá del atole con el dedo y los discursos políticamente correctos que obsequian como orquídeas en foros selectos.

PAN, PRD y Morena pueden dar el salto lunar, sin que tenga que estar plasmado en nuestra ley electoral. Y si el PRI entrega todas las candidaturas a sus vaqueros, sus contrincantes pueden aprovechar esta vulnerabilidad para posicionarse entre el electorado femenino.

Que ciertas mujeres se rasguen las vestimentas me parece cómico, ya que se asume como tajante prohibición lo que puede y debe ser resuelto en la arena partidista donde se comete otro tipo de injusticias con el amañado reparto de candidaturas.

patricia sanchezPorque cuatro o cinco mujeres son las invitadas de siempre, sobre todo cuando llega la hora de entregar candidaturas plurinominales. O van Alicia Ricalde y Patricia Sánchez Carrillo por el PAN, o retorna Luz María Beristain (PRD), la nada combativa “Lady Senadora”.

No tengo el antecedente de una mujer que haya sido candidata del PAN o PRD a la alcaldía capitalina. Y en el resto de los municipios los varones se han impuesto en mayor porcentaje en todos los partidos.

Tan sólo el PRI cuenta con potenciales candidatas a todo lo que se mueva, mientras en partidos como el PAN y el PRD cuesta mucho trabajo el rastreo de figuras aceptablemente competitivas.

La clave se ubica en la formación gradual de mujeres que paso a paso vayan plantándose como opciones para competir, obligando a sus respectivos partidos a tomarlas en cuenta para todas las batallas, incluyendo la gubernatura tradicionalmente apartada para los hombres.

El perseguido obsequio de candidaturas puede ser más dañino para las mujeres, ya que siempre será beneficiado un puñado de damas que lucra con el feminismo, cortando las alas a mujeres con mayor presencia social.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

17 − 16 =

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba