Notas

Mujer denuncia abusos de fiscales de aduana

Chetumal, 25 de agosto

“¡Son delincuentes disfrazados de aduaneros!”, dijo Jayra Vanessa Suastegui Núñez, ciudadana que el pasado viernes fue víctima de un total abuso de autoridad en la aduana fronteriza México-Belice “Chactemal”, en donde agentes del Servicio de Administración Tributaria (SAT), en este recinto federal, la mantuvieron privada de su libertad por alrededor de cinco horas, sin derecho a comunicarse con nadie y negándole toda información de carácter público, para después proceder a cobrarle una multa de 800 pesos, que fue disfrazada como una sanción supuestamente por hacer uso de su celular, pero que al final resultó ser por supuestamente estacionarse en un lugar indebido.

Con total abuso de autoridad, y no respetando las normativas del SAT, a nivel nacional, los agentes de la aduana Subteniente López, misma que incluye los puntos de revisión aduanal de los puentes “Chactemal” y “Subteniente López”, están atentando contra los derechos de los turistas que diariamente pasan por estas zonas, tal y como quedó demostrado el pasado viernes, cuando una ciudadana fue tratada por estos aduaneros como si se tratase del peor delincuente del mundo.

afectada puenteLa afectada se trata de Jayra Vanessa Suastegui Núñez, quien acudió a las instalaciones de POR ESTO! de Quintana Roo para interponer su denuncia pública, pero también ha acudido a diferentes instancias como la PGR y la Comisión de los Derechos Humanos de Quintana Roo (Cdheqroo), para proceder legalmente contra los abusos cometidos por estos agentes, que no sólo la transgredieron en sus derechos como persona, sino que también le impusieron una injustificada y falsa multa, pues los aduaneros le dijeron que la sanción fue por supuestamente hacer uso de celular, pero al final resultó que la multa corresponde a otro tipo de sanción, que está relacionada con la circulación indebida dentro del recinto fiscal.

Con el objetivo de proporcionar al amable lector los mayores detalles posibles, la presente nota será publicada en dos partes, el lunes 25 y martes 26 de agosto, siendo la primera parte la que actualmente tiene en sus manos, donde se relata todo lo que sucede al momento de la revisión del vehículo, y en la segunda parte se detallará lo sucedido durante las aproximadamente 5 horas que mantienen privada de su libertad a la afectada, para después cobrarle la injustificada multa.

Los hechos

Suastegui Núñez comentó que el pasado viernes, alrededor de las 10 de la mañana, acudió a bordo de su camioneta a la Zona Libre de Belice, acompañada de 3 personas adultas de sexo femenino, y dos niños, todos familiares, para comprar ropa que descubrieron se estaba rematando en una de las diferentes tiendas del lugar.

Refiere que la compra fue rápida, puesto que los menores tenían que ir a la escuela a la 1 de la tarde, por lo que alrededor de las 11 de la mañana ya se encontraban en la zona de revisión aduanal con rumbo hacia México.

Al llegar al punto de revisión, se dirigieron hacia el carril número 2, lugar donde les tocó luz roja, que marca la revisión obligatoria.

Menciona que el agente de Aduana encargado de revisar el vehículo, que lo describe como una persona joven de sexo femenino, de tez morena clara, cabello amarrado color negro, que usaba lentes oscuros, y que no portaba ningún gafete que la identificase, empezó a separar en dos pilas toda la ropa que habían comprado, que en total eran de 10 a 15 piezas por cada una de las 4 personas adultas que iban a bordo del carro.

“Al terminar de separar la ropa nos dice que sólo podemos llevar de 6 vestidos por cada quien, y nos da una parte de la ropa, pero se queda con toda la demás que ya había separado, o sea ella eligió lo que se iba a quedar, y no nos dice nada más, sólo nos dice de forma muy grosera que ya nos podemos ir”, comentó Suastegui Núñez.

Señala que intenta pedirle explicaciones a esta agente de Aduana, las cuales en ningún momento le da, sino que las amenaza diciéndoles que si no se van que les quitaría toda la ropa.

Al ver esta acción, la afectada intenta comunicarse con medios locales para exponer su queja en tiempo real, a lo que de manera muy prepotente, la aduanera le dice que está prohibido hacer uso de celular en el lugar.

Ante ello, Suastegui Núñez explica que intenta alejarse del recinto federal para hacer la llamada fuera del lugar, cosa que no logra llevar a cabo, pues la agente aduanera les grita a los militares que se ubican en el recinto, que la detengan pues supuestamente se estaba dando a la fuga, cosa que en ningún momento fue así sobre todo porque en el lugar todavía se encontraban sus familiares y su vehículo.

Uno de los soldados, junto con una agente aduanal, que fue identificada por la afectada como Erika, descrita de cabello rizado, delgada, muy maquillada de cara, nariz puntiaguda y ojos pequeños, la detuvieron de forma muy prepotente, negándole el derecho de hacer una llamada, bajo el argumento de que no podía pasar caminando por dicho recinto fiscal, sino que únicamente se podía pasar en carro.

Al lugar se les unió otro agente identificado por la afectada como Miguel Angel Medrano, y entre los tres aduaneros la amenazaron de que estaba cometiendo un grave delito por intentar hacer uso de celular, a lo que Suastegui Núñez les pidió en más de una ocasión la norma administrativa para verificar el delito que estaba cometiendo, norma que es de carácter público y sin embargo, se la negaron en todo momento.

La afectada insistió a los agentes de Aduana que le muestren el reglamento o algún documento donde ella pueda leer sus derechos y conocer qué delito estaba cometiendo, únicamente por intentar hacer una llamada de celular, situación que originó que los representantes del SAT en este recinto federal, la llevaran como detenida dentro de las oficinas, y la mantuvieran en un pequeño cubículo por alrededor de 5 horas, negándole todo tipo de información e incluso, un vaso con agua que llegó a solicitar.

Es importante mencionar que durante estos hechos, no sólo fueron cometidos diversos abusos por parte de los inspectores de Aduana, sino que también se cometieron una serie de irregularidades que empañan el nombre del SAT a nivel nacional, y que van en contra de los intereses de los gobiernos federal, estatal y municipal, para dar mayores beneficios a los turistas que cruzan las fronteras.

Entre estas irregularidades se encuentra que ninguno de los agentes mencionados portaba algún gafete o identificación a la vista del público, además de que en todo momento, éstos negaron información de carácter público.

Cuando la aduanera encargada de hacer la revisión del vehículo, separa la ropa de la afectada y le dice que se vayan, en ningún momento muestra intención de entregarles algún recibo o comprobante que haga constar este decomiso injustificado de mercancía.

Las prendas compradas, que eran de 10 a 15, no excedían la franquicia de 300 dólares americanos por persona, además de que eran diferentes tipos de prenda, por lo que la retención de la misma podría considerarse como una violación al reglamento del área de aduanas del SAT.

El Servicio de Administración Tributaria (SAT) exige en todo momento a sus representantes, un trato respetuoso y amable hacia el contribuyente, cosa que no hacen los agentes de la aduana de Subteniente López, además de que el proceder de la manera en como lo hicieron con Suastegui Núñez es una acción totalmente violatoria a los derechos humanos, a la Ley, y a los reglamentos internos del SAT, sobre todo porque la afectada pidió a los agentes le concedan el derecho de hacer una llamada telefónica, y al intentar hacer esta llamada, fuera del recinto aduanal, le prohibieron la salida de manera arbitraria y la detuvieron, privándola de su libertad por alrededor de 5 horas.

Fuente: Por Esto

Un comentario

  1. Artículo 192. Comete las infracciones relacionadas con la seguridad o integridad de las instalaciones aduaneras quien:

    I. Utilice en las áreas expresamente señaladas por las autoridades aduaneras como restringidas, aparatos de telefonía celular y cualquier otro medio de comunicación.
    Ley Aduanera

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba