Notas

Narcoambulantaje en las playas de Cancún

Cancún, 23 Mayo
(Por Esto Q Roo)

Mientras una gran cantidad de voces de diversos sectores pide a las autoridades poner en orden las playas de Cancún, el ambulantaje combinado con el narcomenudeo, continúa haciendo suya la zona turística de esta ciudad.

Grupos bien organizados de vendedores ambulantes que recorren toda la franja de playas, se disputan los puntos clave para la venta de drogas, lo que ha cobrado ya varias vidas.

El problema ya se vislumbraba grave desde hace al menos tres años, cuando Julio César García Mateo (a) “El Quesadillas” fue ejecutado a balazos en su propio domicilio en la Región 234.

Después de muerto, sus hijos continuaron con el negocio del ambulantaje, combinado con el narcomenudeo y uno de ellos se encuentra ahora recluido en el Cereso de esta ciudad, señalado de haber asesinado a otro vendedor ambulante de las playas de Cancún.

Julio César García Mateo (a) “El Quesadillas” pasó de ser un vendedor de puros en las playas de Cancún, a distribuidor de drogas en los arenales, llegando a comandar a un nutrido grupo de vendedores ambulantes.

Así comenzó la venta de drogas en las playas de este destino turístico, actividad que ya no se limitaba a la zona de antros y discotecas.

A plena luz del día, los vendedores ambulantes empezaron a ofrecer drogas a los turistas, bajo el amparo de autoridades municipales y federales, pues tanto policías turísticos como empleados de la Zofemat permitían la presencia de estas personas en las playas.

Poco a poco comenzaron a formarse otros grupos y los hermanos Zacarías y Alejandro González Gutiérrez llegaron a tender toda una red de vendedores ambulantes, quienes, además de su mercancía, ofrecen drogas a los turistas, principalmente marihuana.

Esto lo lograron después de que “El Quesadillas” fuera ejecutado a balazos en su propia casa en la Región 234 y aunque su hijo C. B. G. M. (a) “El Chupón” se quedó con el “negocio familiar”, fue desplazado por los hermanos González Gutiérrez, quienes hoy se encuentran tras las rejas acusados de homicidio.

“El Chupón”, quien ahora también se encuentra tras las rejas, en espera de ser juzgado por el delito de homicidio, trabajaba por las tardes y la gente a su cargo tenía asignado el tramo comprendido del hotel Meliá al Ritz Carlton.

La presencia de vendedores ambulantes en las playas de Cancún mantienen un estado de alerta entre empresarios hoteleros, quienes han sido testigos de cómo el narcomenudeo ha invadido los arenales e incluso, ha propiciado violentos enfrentamientos frente a los turistas, mismos que ya cobraron una vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba