Notas

No le debo nada al PRI, ni me debe: Eduardo Ovando

Chetumal, 2 enero 2017
Luciano Nuñez (Quequi)

Ocupó todos los cargos posibles en el PRI: desde la romántica militancia juvenil a la presidencia del partido. Fue presidente municipal de Othón P. Blanco, senador de la República y estuvo entre los posibles candidatos a gobernador cuando la balanza se inclinó por Félix González Canto. Después de 40 años de integrar las filas del Revolucionario Institucional decidió hacer un paso al costado. “Nada fue una concesión. No le debo nada al partido, ni me debe. Cada quien dio su parte”, dice Eduardo Ovando en entrevista con Quequi, en la que dirá que aquel romance terminó cuando comenzaron las alianzas, “se desfiguró el partido”, sentencia. “Porque los espacios más importantes los ocupaban personas que no tenían una militancia, un trabajo de base, mérito para ser candidatos, se trabajaba para otros”, lamenta en un café de la capital del estado.

Después de hablar de otra pasión, el futbol, Ovando recuerda que aun cuando no fue elegido para ser candidato a la gubernatura en 2004, decidió permanecer en el partido, pese a que el proceso de selección no había sido del todo claro. “Todos los cargos los gané mediante un proceso electoral, no iba como plurinominal -dice orgulloso-, pero todos fueron a base de instancias de insistencia, nada fue por una concesión gratuita, con base en una lucha en el trabajo y la terquedad que me ha caracterizado. Nada fue una concesión. No le debo nada al partido, ni me debe. Cada quien dio su parte”, lanza directo.

-¿Cuáles fueron las razones fundamentales para dejar el PRI?

-En los últimos años el partido ha perdido identidad propia. Cuando empezaron las alianzas se desfiguró el partido, porque los espacios más importantes los ocupaban personas que no tenían una militancia, un trabajo de base, mérito para ser candidatos, entrando por la puerta de atrás. Se fue dando gradualmente y se dieron los espacios importantes al Verde. Trabajábamos no para el PRI, sino para candidatos de otros partidos; además, los que trabajan y tienen la responsabilidad de caminar las calles, las comunidades, no son los que cuando se gana tengan las oportunidades de servicio.

-¿Cómo concibe la política?

-Es una actividad profesional. El que está ahí es porque le gusta y quiere ser parte de la solución, no sólo ganar, sino dar respuestas a las demandas de la gente, y que los compromisos de campaña se cumplan.

-¿Qué viene?

-El partido (PRI) perdió su esencia, pero hay que ver opciones mejores para el país. En este momento es adecuado buscar otra alternativa y es lo que estamos haciendo.

-Se habló de Morena

-Es una posibilidad, pero no hemos concluido nada. Muy pronto tomaremos la decisión, lo estamos valorando, ya hablamos con la dirigencia estatal de Morena (José Luis Pech) y estamos en la espera de una decisión integrada de la Red Amigos de Ovando que tenemos en todo el estado, con quienes estoy en una consulta para saber su punto de vista.

– ¿Su estructura cuántos años tiene?

– 18 años y la renovamos en cada etapa de la vida política. Fue creada para que la sociedad civil se sienta representada, buscando que tengamos más participación en la solución de los problemas, lo que planteamos es que haya menos gobierno y más sociedad, que el gobierno sea un coadyuvante para los problemas de la gente.

-¿Por qué no participar como candidato independiente?

-Porque es un ensayo todavía. Independientemente que en algunos estados ha dado resultado, son muestras. No es un resultado contundente, es un poco difícil y desgastante con los requisitos que establecen. Es algo incipiente. Y como debe ser: ciudadana, necesita una etapa de concientización.

-Ideológicamente ¿cómo ve a Morena?

-Está más cerca del PRI original. Porque los partidos en sus plataformas tienen planteos similares. Escuchar a la gente y proponer en función de eso una solución. Por eso se pide que, cuando eres candidato, tengas una plataforma, para no ser un fraude. Hasta la misma alianza es un fraude en sí, porque entrar la extrema derecha con la extrema izquierda es un fraude. Y la propuesta de AMLO está muy a tono con la situación que vive el país: fortalecer el nacionalismo, la economía interna para avanzar en mejores condiciones.

-Hubo señalamientos de que Morena en el estado está subsidiado por grupos ajenos a ese partido…

-Lo he escuchado. Lo que se especula no me consta. Lo que sí sé es que el dirigente nacional no autoriza esas operaciones y cuida mucho lo que dice con lo que hace, es congruente.

-¿Cuál sería su aspiración?

-Planteo sumarnos al proyecto de AMLO para la presidencia de la República, me señalarán la tarea y la haré. Me sumo a ese trabajo de campo, y  de integrarnos a algún partido, haríamos estructura.

-Ya me está contestando que se iría a Morena

-Al partido que fuera. Con Morena es con el partido con el que he estado avanzando más. La definición sería en la primera quincena de enero.

-¿Cómo vio la decisión del último candidato a gobernador?

-No fue con base en la decisión de los priistas, hubo injerencia de un partido ajeno al PRI y sigue de la misma manera. Y eso no es sano para el partido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba