No más números “fríos” en turismo

EN ÓRBITA

Marcelo Salinas
@msalinas21
.

Nada detiene a Quintana Roo en materia turística, menos en verano: ni la violencia que ha llegado a cifras inéditas y que amenazan la imagen; ni “alertas de viaje”, que obviamente resultaron falsas, ni el desastre en Holbox difundido como noticia de escándalo nacional, pues la isla muestra ocupaciones admirables.

Los destinos del estado representan casi el 50% de las divisas que capta México por concepto de turismo internacional, justo cuando el país ostenta la octava posición de los más visitados en el ránking de la OMT. Un logro que costó sudor y lágrimas.

Son muy buenas noticias porque demuestran que, pese a las alarmas ecológicas, la inseguridad, e incluso los saqueos al erario que indiscutiblemente alteraron las estrategias promocionales, el Caribe mexicano vive la mejor temporada vacacional de los últimos años. De seguir así, será otro año récord.

Pero no solo se debe a los llamados visitantes internacionales, ya que por estas fechas se presume la consolidación de la promoción nacional, tal cual pedían empresarios y turisteros en general, quienes advirtieron durante muchos lustros una riesgosa dependencia más allá de las fronteras.

Por ejemplo, se registra un arribo notable de turistas provenientes de la Ciudad de México, Monterrey, Guadalajara, Veracruz y la zona del Bajío (Aguascalientes, Jalisco, Guanajuato y Querétaro), pues en los primeros cinco meses llegaron un millón 521 mil 441, que representan un crecimiento de 21.3% frente a lo observado en el mismo lapso de 2016.

Son estadísticas de la Secretaría estatal de Turismo, en coincidencia con las de la Dirección del ramo en Benito Juárez, cuyos respectivos titulares prevén un cierre con ocupación promedio de 93.2%, lo cual significaría un alza de 3.5% al comparar con el periodo estival del año pasado. Por cierto, con una derrama también mayor que en otras temporadas.

Ello se refleja en que las agencias más prestigiosas colocan a Quintana Roo entre los destinos más visitados y más amigables de Latinoamérica, reivindicando lo que tantas veces se ha presumido: es el líder regional; lejos aún están los competidores incipientes o no consolidados.

¿Cuál es el reto? Las diferentes instancias públicas y privadas con intereses en el sector buscan garantizar una experiencia satisfactoria y segura; que la calidad pase todo tipo de prueba; que el servicio sea cada vez mejor; que la tecnología sea funcional, y que los eventos de altura mediática fortalezcan la imagen.

Todo lo anterior deberá permear en beneficio del residente y del trabajador en asuntos como la infraestructura, los servicios disponibles y la generación de empleos. Si no se logra esta premisa, los números serán fríos.

Los que inciden en el futuro del rubro no deben desaprovechar el ambiente tan propicio para perfeccionar los productos turísticos y conseguir un progreso para todos.

Deja un comentario

* Campos obligatorios

14 − 4 =

Noticias relacionadas

Periodistas Quintana Roo 2015.