Notas

OPLE en Quintana Roo, el reto

A Tiro de Piedra

Solamente aquel que construye el futuro
 tiene derecho a juzgar el pasado
Friedrich Nietzsche

Julián Santiesteban
.

Lamentable y “silvestrón” fue el nivel mostrado por la mayoría de los aspirantes a consejeros del Órganismo Político Local Electoral (OPLE) de Quintana Roo, particularmente por parte de quienes ya desempeñan una tarea comicial en la entidad, lo que evidenció no sólo su incapacidad para continuar en el cargo, sino que justamente ha sido el favor político y las influencias locales las que, en algún momento, los llevaron a ocupar los cargos que tendrán tan sólo –ojalá así sea- hasta fin de este mes.

ine-oficinaEl viernes anterior, los consejeros del Instituto Nacional Electoral (INE) llevaron a cabo las entrevistas a los aspirantes al OPLE –que sustituirá al actual Instituto Electoral de Quintana Roo, Ieqroo-, y lo hicieron con un marcado cambio en la dinámica seguida hasta ahora para otras entidades, lo que seguramente quedará como un legado para futuras renovaciones de organismos, pues los funcionarios nacionales pusieron un énfasis profundo en las voces ciudadanas que han señalado las irregularidades cometidas por los actuales consejeros locales y funcionarios, sus vínculos políticos, la militancia partidista y hasta las carencias en el funcionamiento en conjunto de la instancia comicial estatal.

Este cambio en la dinámica permitió evidenciar el bajo nivel de preparación de los actuales funcionarios electorales –en cuyas currículas sin embargo aparecen múltiples maestrías-, pero además mostrar los retos hacia el futuro de la institución por nacer, pues es de señalar, por ejemplo, que una gran cantidad de funcionarios del Ieqroo y los provenientes de la sociedad en general, señalaron la insustancial estrategia de comunicación actual el Ieqroo, el poco conocimiento que tuvo la sociedad sobre la existencia y funcionamiento del mismo y la falta de vinculación social de esa instancia.

vicente aguilar04Los medios locales en general plasmaron el lamentable desempeño de funcionarios como el consejero Vicente Aguilar Rojas, quien fue cuestionado directamente por el presidente del INE, Lorenzo Córdova Vianello, sobre su vinculación familiar con militantes de un partido político, ante lo cual el funcionario nerviosamente tan sólo alcanzó a responder con una analogía de la película “Billy Elliot”, al decir que “su papá quería que fuera boxeador, pero resultó un excelente bailarín; yo pude ser un excelente jugador de fútbol, pero soy un excelente árbitro”, ¡ándale pues! Eso ha de aclarar seguramente que su padre fue el encargado de entregar la candidatura al actual gobernador de Quintana Roo, o que su suegro fue también aspirante a la gubernatura por el mismo partido político. No señalaré al partido, pues en el Revolucionario Institucional (PRI) pudieran molestarse.

Las entrevistas están disponibles en Internet para aquellos interesados en ver, también como ejemplo, cómo la actual directora de Partidos Políticos, Rocío Hernández Arévalo, al ser cuestionada sobre las carencias del Ieqroo, responde sólo con halagos a la institución –faltaba más-; y       que fue acusada además de entorpecer diversos actos partidistas durante el proceso local 2010; o la confusión y nerviosismo de la actual directora jurídica, Thalía Hernández Robledo, al preguntársele sobre la relación que tuvo con el gobernador y sus subordinados en el proceso 2013, en el que, a decir de la consejera del INE Pamela San Martín, medios locales consignaron la influencia del gobierno en el proceso y derivado de ello hubo múltiples quejas que ella debió atender.

consejero2Gabriela Lima Laurents, ex consejera del Ieqroo y ex delegada de Semarnat; y Francisco Villareal Escobedo, ex funcionario del municipio Benito Juárez  que fungió como secretario técnico y de Actas del Comité de Análisis de la Solicitud de Licencia de Construcción del Proyecto “Construcción y Operación del Centro Comercial Dragón Mart Cancún y Obras Asociadas”; fueron cuestionados por la polémica autorización de dicha obra, la ex funcionaria dijo no tener relación alguna en el caso, mientras el otro señalado dijo no tener ninguna “capacidad de decisión” sobre el mismo.

Cabe recordar que de los 28 aspirantes entrevistados, 15 hombres y 13 mujeres, se escogerán los mejores siete perfiles para designar a los consejeros del OPLE local, aunque sería de esperar, luego de lo ya visto, que los antes señalados no estén entre ellos, o el aún secretario general del Ieqroo, Juan Serrano Peraza, que fue señalado por haber sido sancionado por la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, por diversas irregularidades y extralimitarse en sus funciones, lo cual consta en el expediente SUP-AG-26/2010; hechos que el imputado reconoció.

Y es que hubo incluso casos de escándalo, relacionados con actos legales que algunos de los aspirantes han atravesado, como Jorge Reyes Jiménez, quien fue director de Investigación y Posgrado del Coqcyt, y que en 2013 quedó a disposición del Ministerio Público acusado de homicidio en grado de tentativa, lesiones, allanamiento de morada, portación de arma prohibida y/o lo que resulte en agravio de su exesposa, hechos reconocidos por el entrevistado, aunque dijo no tener ya ningún proceso penal vigente; o el de María Demita De Lille Cabrera, empresaria de la construcción de Cozumel que fue consejera local del IFE en la elección del 2009, acusada de despojo de un terreno costero en Playa del Carmen.


iceberg1Hubo, ciertamente, quienes tuvieron mejor desempeño, pero sus vínculos partidistas también harían que su nombramiento resultara un despropósito, si es que se busca realmente imparcialidad en la actuación en el OPLE, como el caso de Luis Carlos Santander Botello, quien ha tenido cargos incluso de relevancia nacional en el PRI, al ser subcontralor y coordinador de la Secretaría de Administración y Finanzas del PRI de 1997 a 1999; o Iceberg Nahúm Patiño Arbea, quien fue hasta 2013 representante del PRD ante el distrito electoral federal 03 de Quintana Roo.

Así pues, influyentismo y favores políticos fueron puestos de manifiesto, poco nivel competitivo e irregularidades en la actuación distinguen a quienes ya laboran en las tareas electorales quintanarroenses; los vínculos partidistas son un factor que deberá seguramente evitarse; y a partir de ahí se espera una racional evaluación por parte de los consejeros del INE; es por el bien de la democracia, prestigiar a la instancia local y nacional es una responsabilidad que les alcanza a todos, veremos si el dictamen que la Comisión de Vinculación somete a la consideración del Consejo General del INE refleja realmente el esfuerzo realizado; y que antes del 30 de octubre Quintana Roo logra tener un órgano profesional, para beneficio de todos sus habitantes y los futuros procesos comiciales; así se observa desde aquí, A Tiro de Piedra. Nos leemos en la próxima.

Como siempre, le dejo notas que fundamentan lo expresado en la columna.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba