Notas

Otro ejecutado en Limones

Chetumal, 26 julio
(De Peso)

El presunto contrabandista de droga Adalberto I. M., (a) “El Negro”, fue ejecutado cuando circulaba a bordo de su camioneta por tres sicarios al servicio del crimen organizado, en la entrada de la comunidad Limones, municipio de Bacalar, este jueves por la mañana.

De acuerdo con datos recabados, hoy alrededor de las 09:40 horas, el presunto narcotraficante Adalberto I. M. transitaba a bordo de su camioneta Ford color blanco en la entrada del poblado Limones, en donde fue interceptado por tres sicarios, quienes le disparon con armas largas y cortas en un ataque feroz, pues versiones preliminares indican que al menos se hicieron poco más de 50 tiros sobre el vehículo.

Adalberto I. M. resultó gravemente lesionado, lo que provocó que perdiera el control de la camioneta y se impactara contra un domicilio ubicado en la orilla de la carretera federal Chetumal-Cancún.

Después de los hechos, los matones se dieron a la fuga con rumbo desconocido; mientras que el presunto narco fue rescatado por sus familiares, quienes lo subieron a bordo de otra camioneta, una Ford tipo Lobo color rojo, con placas de circulación SZ-898-E, misma que se enfiló rumbo a la ciudad de Bacalar.

Sin embargo, al llegar al kilómetro 40 de la carretera federal Chetumal-Cancún, el presunto contrabandista de droga dejó de existir, por lo que sus famliares dieron parte de los hechos al número de emergencias.

Elementos de la Policía Municipal Preventiva arribaron al lugar para apuntar datos del hecho. Más tarde llegaron al sitio peritos criminalísticos de la Dirección de Servicios Periciales de la Fiscalía General del Estado, acompañados por un fiscal del Ministerio Público y agentes ministeriales para realizar las diligencias correspondientes.

El fiscal del Ministerio Público, después de dar fe del hecho, ordenó el traslado del cuerpo al Servicio Médico Forense para la necropsia de ley. Mientras que los agentes de la Policía Ministerial iniciaron las investigaciones respectivas para dar con el paradero de los sicarios.

Adalberto I. M., alias “El Negro”, presuntamente se dedicaba al narcomenudeo desde hace años en la comunidad Limones, municipio de Bacalar, donde según información extraoficial de corporaciones de seguridad, se dedicaba principalmente al acopio de la droga que recala en las playas de la Costa Maya y de Xcalak hasta Punta Herrero.

En el año 2014 se le mencionó en una narcomanta que fue colgada en el cerco del Colegio de Bachilleres del poblado Limones.
En la narcomanta, supuestamente “Los Pelones” hicieron un llamado a toda la población de Limones y a los pescadores a no realizar ningún negocio de compra-venta de drogas ya sea de recale o de línea con ninguna de las personas que al final del anuncio señalaban, con el fin de evitar la pérdida de vidas inocentes y que a todo aquel que no obedeciera sería ejecutado al igual que ellos, ya que no pertenecían a sus filas.

Los nombres que figuraron en la narcomanta (que apareció mucho antes de entrar en vigor el Nuevo Sistema de Justicia Penal) son: Leonel Villegas, Alberto Interián, Magali Villegas Yam, Pancho Pava, Samuel Interián, Tico Hernández, Leticia Hernández, Beto Hernández, doña Bertha, Pompo Interián. Así como los chapulines primaveras, Tunco, Tacus, Jacobo, Chacape, Skay, Pelusa y a Rodolfo Villegas Pech, “todas estas personas están condenadas a muerte a partir de este momento”, especificaba la narcomanta firmada por “Los Pelones”.

Además, el primero de mayo del año 2017 fue levantado por un grupo de delincuentes; sin embargo, tres días después apareció en su casa todo golpeado, pero nunca denunció los hechos.

También en el mes de octubre del año 2018, su hijo de nombre Adalberto V. I. transitaba a bordo de una camioneta Ford Lobo color rojo en la vía corta a Mérida, en compañía de Javier V. P., presuntamente había ido a vender ganado en un centro de acopio ubicado por esa zona.

Sin embargo, de regreso, después de haber cruzado el poblado Manuel Ávila Camacho, municipio de Bacalar, fueron interceptados por dos sicarios que viajaban a bordo de una camioneta Ford Explorer color rojo, quienes los intentaron ejecutar con armas de fuego.

Los ocupantes de la camioneta tipo Lobo resultaron lesionados, pero no de gravedad, por lo que huyeron a toda velocidad del lugar rumbo a la comunidad Bacalar, con el objeto de buscar atención médica en el Hospital Comunitario.

2 comentarios

  1. Siempre en las notas se redacta como si ya se supiera desde antes a qué se dedicaban estas personas.. yo creo que si se sabe y las autoridades lo saben.. siendo así..porque siguen libres como si nada, o hasta que los ejecutan ya dicen que era narcotraficantes.. porqué las autoridades no actúan y los detienen y procesan si ya saben a qué se dedican.. o ya no es delito ser un narcomenudista?

    Por cierto, Gobernador y autoridades, de nuevo perdí la cuenta. Ya llevamos más de 120 ejecutados no?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

diez − 7 =

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba