Notas

Pech se sale con la suya

Tiro Libre

Anwar Moguel
Novedades Chetumal
.

Acusado de actos de corrupción tras revelarse una comprometedora grabación que circuló en redes sociales, el diputado local de Morena, Juan Ortiz Vallejo, fue expulsado del partido lopezobradorista en el Congreso Extraordinario celebrado este fin de semana junto con otros militantes de los estados de Veracruz y Morelos.

El pecado de Juan Ortiz Vallejo fue oponerse a las órdenes del dirigente estatal de Morena, José Luis Pech Várguez, de no apoyar las iniciativas de la “nueva mayoría” dirigida por el PAN y el PRD en el Congreso local, a lo que el legislador hizo caso omiso y sumó su voto para arrebatarle al PRI el control de la Legislatura, junto con el de su compañera de bancada, Silvia Vázquez Pech.

Esta acción hizo enfurecer a Pech Várguez, quien amenazó con expulsar a ambos diputados del partido, advertencia que se hizo realidad parcialmente con la expulsión de Ortiz Vallejo, aunque aún hay una “lista negra” con otros 15 nombres de militantes destacados a los que el dirigente quiere echar del partido.

vallejo1A partir de este lunes, Juan Ortiz se convertirá en el segundo diputado independiente -el otro es el ex priista Juan Carlos Pereyra Escudero-, y tendrá que tomar la decisión de mantenerse en esa línea libre, o sumarse a alguna de las otras bancadas, si es que decide buscar un futuro en la política a pesar de sus limitaciones.

Pero el daño mayor no es para Ortiz Vallejo, quien resultó ganón con el absurdo sistema de asignación de diputaciones plurinominales por medio de una tómbola que implementó Morena a nivel nacional, sino para el partido fundado por López Obrador, que simplemente no logra mantener unida su estructura.

Porque las dos diputaciones locales son en definitiva las posiciones políticas de mayor importancia con las que cuenta Morena en Quintana Roo, mismas que podría utilizar para fortalecer sus posibilidades electorales de cara al 2018; sin embargo, el dirigente de origen priista, José Luis Pech Várguez, se ha empeñado en castigar a los diputados rebeldes aún a costa de dejar a Morena sin representación en el Congreso local.

Y por lo visto se está saliendo con la suya, pues ya se sacudió a Juan Ortiz, y no quita el dedo del renglón para expulsar también a Silvia Vázquez, sin importar que esta ocupa un lugar dentro de la Gran Comisión.

José Luis Pech está jugando un juego que nadie entiende, ya que parece estarse dando tiros en los pies, incapacitando al partido para competir en serio en las próximas elecciones federales donde su líder nacional y fundador, Andrés Manuel López Obrador, se perfila como el candidato presidencial a vencer.

A como van las cosas, en Quintana Roo Morena no tendrá posibilidades de triunfo aún con el impulso del efecto “AMLO”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba