Notas

Peligra la nómina del Ayuntamiento capitalino

CHETUMAL, 22 de febrero.-

A escasos dos días que venza el plazo del Ayuntamiento de Othón P. Blanco para pagarle un millón 300 mil pesos a la ciudadana Pastora Aguilar Handall, tras perder una demanda por incumplimiento de contrato de arrendamiento, han sido infructuosas las mesas de negociaciones entabladas con la demandante.

El secretario general de la comuna, Jorge Aguilar Cheluja, reconoció que no se ha logrado un acuerdo con la ciudadana y realizar un pago de esa magnitud el próximo lunes, día que vence el plazo, tendría implicaciones negativas en la nómina de fin de mes.

Además, dijo que en el caso de no realizarse el pago, existe el riesgo del embargo de las cuentas bancarias del gobierno municipal.

Como ya se ha mencionado, producto de las anomalías de la administración de Carlos Mario Villanueva Tenorio, el Ayuntamiento de Othón P. Blanco perdió un juicio civil de reclamo de rentas no pagadas y tendrá que pagar un millón 300 mil pesos a una particular, teniendo como plazo máximo el próximo lunes 24 de febrero.

La demanda fue promovida por el incumplimiento de contrato de arrendamiento del inmueble y equipo de oficina firmado en mayo de 2011, en el cual se estableció una renta de 67 mil pesos mensuales.

Sobre este tema, el Secretario General de la Comuna dijo que se analizarán estrategias jurídicas para contener esta resolución, así como defenderse de los otros dos juicios civiles interpuestos en contra del Ayuntamiento por otros 2 millones 400 mil pesos.

Aguilar Cheluja reconoció que es una realidad que aún existen fuertes adeudos heredados y hay que cumplirlos, y que en el caso de las demandas recientemente notificadas, buscarán como contestarlas por la vía legal.

“Pagar hoy un millón 300 mil pesos significa dejar de pagar la nómina”, expresó Jorge Aguilar, al momento de reconocer que, en caso de no cumplir, también existe el riesgo de que las cuentas bancarias puedan ser embargadas para ejecutar esta decisión del juez.

El entrevistado consideró que es una tristeza que deudas y demandas heredadas opaquen el trabajo realizado por el gobierno municipal y que esta irregularidad no afecta sólo a quienes no les pagó la administración pasada, sino a toda la sociedad.

Por su parte, el Jurídico del Ayuntamiento, Héctor Pérez Rivero, reconoció la posibilidad de que se promueva un embargo a las cuentas bancarias del municipio para garantizar el pago del adeudo.

Explicó que en el caso que el 24 de febrero no se cubra el monto a la demandante, ésta podría promover un incidente de ejecución de sentencia ante el Juez Primero de lo Civil, para que proceda a ejecutar el embargo de las cuentas bancarias y con ello se dé cumplimiento al pago del millón 300 mil pesos.

Aclaró que no sería de manera inmediata un escenario de este tipo, pues un procedimiento de esta naturaleza demoraría entre 15 y 20 días para hacer efectiva la sentencia del juez.

Cabe mencionar que, además de esta demanda por un millón 300 mil pesos, se han iniciado otros dos procesos civiles contra el gobierno municipal: el primero, es de un particular al que no le pagaron rentas por un edificio ubicado en la avenida Javier Rojo Gómez, donde gran parte de la pasada administración se albergó el Instituto Municipal de Planeación, uno de los fracasos más grandes y costosos de Carlos Mario Villanueva Tenorio. En este primer caso la demanda es por 700 mil pesos por rentas no pagadas.

El segundo proceso es por un millón 700 mil pesos, que promueve la empresa Publicidad de Cartelera S.A. de C.V., que también señala que la Comuna no cumplió con pagos convenidos durante la pasada administración.

Fuente: Miguel Ángel Fernández (Por Esto! Quintana Roo)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba