Notas

Piden cárcel para policía homicida

Altos de Sevilla, 8 de septiembre.-

La comunidad de Altos de Sevilla no volverá a la tranquilidad hasta que sus habitantes tengan conocimiento de que los elementos de la Policía Municipal que dieron muerte al sexagenario Lázaro Pech Cupul son castigados.

Y es que, mientras algunos esperan que se aclare este caso de brutalidad policial para que se vuelva a instalar la partida de la PEP, otros ya no quieren ver más policías en la comunidad, por el coraje que permea tras el crimen.

“No estaré conforme hasta que esté en el Cereso el policía que mató a mi hermano”, expresó Vicente Pech Cupul, evidentemente dolido y lleno de coraje por la muerte de su consanguíneo.

Dijo que la dirección de la Policía Municipal de Bacalar sabe perfectamente quiénes son los responsables, por lo que deben actuar en consecuencia y no dejar impune el artero asesinato de su hermano.

“Soy campesino, soy pobre, pero no estoy de acuerdo cómo mataron a mi hermano, no era un perro para que le hicieran eso, él es un inocente”.

El hermano del difunto agregó que desde su punto de vista la comunidad está mejor sin policías, pues muchas veces los han visto tomando, y por eso es que actúan como lo hicieron con sus familiares.

“Los policías debieron estar tomados o drogados para hacer todo lo que hicieron”, dijo el entrevistado, que pidió sean castigados los elementos policíacos que privaron de la vida a Lázaro Pech Cupul.

Por su parte, Teodoro Loría manifestó con firmeza que no quiere que este caso quede impune, “porque todas las versiones que señalan que el señor Lázaro Pech Cupul tenía un arma blanca o un palo son totalmente falsas, estaba desarmado”.

Consideró que prefiere que la comunidad se quede sin policías a que elementos como los que cometieron el crimen sean los encargados de su seguridad.

Dijo que se dirigirá a Chetumal en los próximos días para exponer ante todos los medios posibles el sentimiento de repudio contra la policía y exigir justicia en ese caso.

Por su parte, Arcángel Loría, quien presenció la muerte de su tío Lázaro Pech Cupul, dijo que fue un policía el que le disparó a la cabeza del sexagenario, y que con un brazo lo tenía agarrado del cuello y con el otro sostenía su arma.

A pesar de que el ahora difunto y otros presentes pedían con desesperación que se calmaran los policías, ya que se estaban equivocando al golpear salvajemente a uno de sus familiares, el policía accionó su arma y su tío cayó herido de muerte al suelo.

“En ese momento quedé en shock, porque no fue algo accidental, fue una muerte brutal”, externó el joven, hasta el momento consternado por lo que presenció.

Finalmente, el subdelegado de Altos de Sevilla, Mario Hoy Uitzil, comentó que independientemente del suceso la comunidad necesita tener policías.

«Llevo 45 años en esta comunidad, han pasado muchas partidas pero nunca se había presentado un hecho como el del pasado domingo”.

Como representante de la comunidad dijo que los policías municipales nunca se presentaron ante él para explicarle para que fueron a la comunidad, a quién buscaban y porqué motivos.

Por ello, considera que los elementos involucrados en la muerte del campesino Lázaro Pech Cupul deben ser castigados.

Miguel Ángel Fernández (POR ESTO! DE QUINTANA ROO)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba