Pretendientes se muestran para comicios venideros

Gracias a la firmeza y responsabilidad del gobernador de Quintana Roo, Carlos Joaquín González, se tiene una perspectiva del cuidado a la salud y a la vida y para aliviar las condiciones deplorables de la economía –en general- por el paso del Coronavirus,  guardando sana distancia quedándose en aislamiento en casa, dijo el gobernador a toda la gente quintanarroense.

Bajo la vorágine aterradora por la amenaza latente del contagio por Coronavirus -con la terquedad de algunos cuantos ciudadanos desobedientes al peligro que representa salir de casa mientras el semáforo epidemiológico está en luz roja porque todavía hay varios cúmulos de contagiados y decesos porque todavía el mundo enfrenta al mal del siglo Covid-19-.

Mientras los ciudadanos quintanarroenses duermen la cuarentena, los que decidieron desafiar con ambición política el terror totalitario de la pandemia en curso y, en un acto extremo de irresponsabilidad declaran, en su salida de casa, con posturas premonitorias de ser los postulados con el regreso a la democracia en los próximos comicios electorales en el Estado caribeño. 

Mientras y, ante ello, los grupos políticos preponderantes en Quintana Roo, llámense Morena, PAN, PRI, PRD, PV, PT, MC, CxQ y MAS, -de laya variopinta-, con la esperanza que les dejen algo los feligreses de Morena en el 2021 en donde se jugarán las once presidencias municipales y los cuatro distritos federales para ocupar las curules en San Lázaro.

Luego en el proceso 2022, -ya cambiando la normalidad- se librará la batalla mayor por la gubernatura del Estado y la renovación de los 15 diputados locales en el Poder Legislativo –con 10 plurinominales, -estos reasignados por el árbitro electoral local-.

Atrapados por la ambición en un juicio latente la gente quintanarroense los condenará al ostracismo por su conducta estoica fascinados por el poder y les vale estar aterronados porque hay quien sugiere que se retracten para salvar la vida y, ni así, aunque declaren ufanos que primero es el pueblo. “No por mucho madrugar amanece más temprano”, dicta el sabio adagio popular.

En medio de la euforia del arranque del 2021 no se realizarán movilizaciones multitudinarias pese a los consejos tras bambalinas de no dejar hacer bulla política para no dar la espalda al pueblo. Que salgan aunque sea con caretas o “tapa bocas”. –Y así lo hacen, lo han hecho y lo harán-.

La oposición organizada renace, en medio de graves errores en los que ha insistido que la 4T de AMLO es fallida, para eso inventó BOA –Bloque Opositor Amplio- en su papel existencial de los neoliberales para mantener la llama viva cuidando de sus seguidores, porque no todo el mundo es la BOA.

Estos enfrentamientos políticos han hecho imposible reactivar la actividad productiva de los quintanarroenses para salir de la crisis económica y del estatismo por el paso del Covid-19 mismo.

Esta política de enfrentamiento debe ser sustituida por una de proponer, convencer y, conminar para informar lo mejor para el pueblo de Quintana Roo, acordar aunque sea algunos puntos de vista para elevar la conciencia más que el miedo y amenazas, se comparte y reparte información a contraparte para combatir al maligno virus.

 

Zona Norte seguirá en naranja y, la Zona Sur, en rojo

El semáforo epidemiológico estatal no tendrá cambios la semana próxima, lo que significa que la zona norte continuará en color naranja y la zona sur seguirá en rojo.

Lo anterior lo anunció el gobernador Carlos Joaquín González, en una trasmisión televisiva, en la que indicó que si bien la capacidad hospitalaria es suficiente en todo el Estado y, por ende, está en “verde”, el riesgo de contagio continúa en nivel “rojo” para el sur y en “naranja” para el norte.

La zona norte abarca los municipios de Benito Juárez, Isla Mujeres, Lázaro Cárdenas, Puerto Morelos, Solidaridad, Cozumel y Tulum; en tanto que la zona sur incluye a Othón P. Blanco, Bacalar, Felipe Carrillo Puerto y José María Morelos.

Los niveles anunciados del semáforo, que coinciden con los actuales, aplican para la semana del lunes, 15 de junio, hasta el domingo, 21.

El color rojo, para la zona sur, significa únicamente que se permiten actividades esenciales, en las que ahora también se incluye a las turísticas, en capacidad del 25%.

El nivel naranja, en la zona norte, incluye actividades turísticas hasta un 30% de capacidad, así como otros rubros como venta de ropa, estéticas, centros comerciales y servicios religiosos.

Todavía están vetados los centros nocturnos, casinos, eventos deportivos, entre otros, tanto en el norte como en el sur, -también no hay clases-.

Deje un comentario

8 + 20 =