Notas

PRI y Morena al frente

Tiro Libre

Anwar Moguel
Novedades Chetumal
.

En estos tiempos pre electorales donde los partidos políticos preparan el arsenal y afinan las estrategias para la guerra por venir en 2016, solo el PRI y Morena han mostrado que están enfocados en la competencia, conscientes de sus papeles como líderes políticos en la entidad, porque aunque el Verde se convirtió en la segunda fuerza política, su sometimiento al PRI lo convierte en un partido satélite.

Esta semana el dirigente estatal del Tricolor, Raymundo King de la Rosa, lanzó un comunicado donde aseguró que el PRI va por la victoria total en 2016 y anticipó que estaría arrancando en breve el plan “Estrategia 2016”, como eje de las acciones proselitistas de su partido.

Raymundo no mintió. Aunque el estilo del PRI disgusta a un amplio sector de la sociedad, su eficiencia en procesos electorales no se discute. Su impresionante maquinaria, nutrida con una extensa estructura que abarca todos los sectores sociales y con recursos muy por encima de sus rivales, lo convierten en una aplanadora electoral que sigue acumulando victorias en el estado. Hoy luce tan fuerte como siempre.

La atomización del voto por el exceso de partidos existentes y la altísima tasa de abstencionismo son factores que abonan a la causa del PRI, que con su voto duro y los que logran captar gracias a sus agresivas estrategias populistas les basta y sobra para ganar.

El único rival que parece tener el músculo para hacerle frente es el recién nacido Morena, partido que representa la imagen de Andrés Manuel López Obrador, un político muy querido en Quintana Roo, lo que ha quedado claro en las dos elecciones presidenciales en las que ha participado.

López Obrador es un genio de la política, un líder natural que se ha mantenido vigente a los largo de tres sexenios y que por sí solo logró conformar un partido que, en su primera prueba, se colocó como la tercera fuerza política de la entidad, desplazando a los tradicionales PAN y PRD.

Conocedor experto del juego, Andrés Manuel inició en el estado un trabajo para posicionar su imagen y la de su probable candidato a la gubernatura, el ex Rector José Luis Pech Várguez, quien ha recibido una gran cuota de atención por su pasado priista.

Pero el hecho es que Morena está en la jugada, recorriendo los municipios y ganándose a pulso una posición privilegiada en el campo de batalla antes de que estalle la guerra.

Mientras PRI y Morena instalan sus fuertes y preparan su artillería, el PRD y el PAN lucen debilitados en extremo, afectados por problemas internos que no terminan de solucionar a pesar de que el proceso electoral está encima. Ni una alianza cocinada al vapor podrá volverlos competitivos en el corto plazo.

La pelea, será entre dos.

Un comentario

  1. ES LA RETORICA DE UNA BURLA DESCARADA. EXPRIISTAS CONTRA PRIISTAS. PENDEJOS LOS QUE CREEN QUE HAY UNA LUCHA REAL DE IZQUIERDA CONTRA DERECHA. LO MISMO QUE HACE EL PRI HACE OBRADOR—PROSELITISMO ANTICIPADO. UNO OFRECE DESPENSAS Y EL OTRO….PROMESAS. OJALA UNA GRAN ALIANZA ALTERNATIVA QUE REFLEJE UNA VERDADERA OPOCISION PRODUCTIVA, TENAZ E INTELIGENTE Y NO UNA BORREGADA SEGUIDORA E UN MESIAS U POR OLTRO LADO…BORREGOS TRAS UNA TORTA. !ES CUANTO
    !

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba