Notas

Proponen partidos “caras recicladas”

EN ÓRBITA

Marcelo Salinas
@msalinas21
,

La crisis de representatividad en los partidos políticos se presenta en la mayoría, aunque con mayor notoriedad en los opositores. Es una mala noticia, dado el hartazgo contra el sistema tradicional.

Acotemos el análisis a las presidencias debido a que los precandidatos están casi todos definidos, no así los aspirantes a diputados locales, quienes siguen negociando los espacios.

Comencemos en Solidaridad, donde PRI, Verde Ecologista y Nueva Alianza postulan a Filiberto Martínez Méndez como la carta fuerte, quien gobernó de 2011 a 2013 con un desempeño calificado mediocre, incluso por sus correligionarios. Fue acusado por dejar en bancarrota a uno de los municipios más prósperos, no obstante le favorecen los acuerdos.

El panismopresumió fotos con Gabriel Mendicuti Loría, hasta hace unos días secretario estatal de Gobierno, por lo cual cundieron las especulaciones.Mendicuti fue presidente por el Revolucionario Institucional en el periodo 2002-2005, cuando Playa del Carmen comenzaba a despuntar en todo ámbito.

El mismo partido optó en Isla Mujeres por la diputada federal con licencia, Alicia Ricalde Magaña, quien fue la máxima autoridad municipal entre 2008 y 2011.

Julian Ricalde Magaña 12En Benito Juárez el PRD optaría por el hermanode la antes citada, Julián Ricalde Magaña, quien fue presidente de 2011 a 2013. Ricalde renunció a ese partido pues confesó que éste perdió el rumbo, aun cuando retornó para aspirar legal y legítimamente.

Ha sido acusado de diversas irregularidades por la administración priista de Paul Carrillo de Cáceres (2013-2016), por lo que su imagen está deteriorada en el municipio más importante por su población y economía.

En esta misma demarcación se rumora que Gregorio Sánchez Martínez podría buscar otra vez la presidencia (la ocupó de 2008 a 2010), en esta ocasión por el Partido del Trabajo. “Greg” fue detenido por graves delitos, perdiendo una popularidad gozadaotrora como pocos.

En Lázaro Cárdenas la panista María Trinidad García Argüelles nuevamente sueña con la silla del municipio que administró de 2011 a 2013 con evidentes falencias. Es diputada local con licencia, cargo al que llegó por la vía plurinominal. A “Triny”, como a los otros, la bombardearon con negativos señalamientos tras dejar su puesto, y lo mismo ocurrió durante su paso sin brillo por el Congreso.

En los casos de Alicia, Juliány Trinidadla crítica debe arreciar, ya que por no mostrar un rendimiento óptimo perdieron los de su partido en la elección posteriora sus encargos. Sus salidas marcaron el inicio de la debacle de esos institutos en el resto del estado, hoy en poder casi total del PRI con sus socios.

Todos ellos demostraron falta de liderazgo público en sus territorios; y ahora, sus jefes partidistas, están demostrando que no son buenos interlocutores con la sociedad, que reclama mayor capacidad, certidumbre e ideas frescas.Aun así intentan imponerse. Ello explica en parte el distanciamiento parece irreversible entre ciudadanos, políticos y autoridades.

Urge potenciar la generación de relevo en los partidos, que deberá adaptarse a los cambios sociales y representar a una nueva sociedad con visión heterocrítica frente a las formas de reproducción del poder (como las alianzas, la imposicióny el nepotismo), así como a la necesidad de legitimar prácticas asociadas a la pluralidad, la transparenciay la rendición de cuentas. Es imposible antes del 5 de junio, día de la jornada electoral, pero esa fecha puede ser el momento para iniciar la transformación.

Desorbitado

La Reforma Política permitirá la reelección en los comicios de 2018 para senadores, diputados federales y locales, así como miembros de ayuntamientos. Con el panorama aquí expuesto, el relevo generacional es impostergable y empezar a votar conscientemente es una obligación.Aunque parezca sarcasmo, desanimarse es peor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba