QEPD Rubén Vizcaíno Oración al Cielo

+De luto el gremio periodístico de Quintana Roo.

Lamentamos la sensible pérdida del compañero, amigo y cognomen columnista, periodista de Prensa, Radio y TV, Rubén Vizcaíno Aguilar, rogándole a Dios Nuestro Señor por el eterno descanso de su alma.

Nos unimos a la pena que embarga a su esposa Angélica, a sus hijos Beatriz y Rubén y a sus nietos.

Van nuestras más sentidas condolencias.

Discrepancias en el Parlamento local 

Mientras la actitud de los diputados (das) de Morena en contubernio con los partidos “pegotes” Verde y PT no deja de generar discrepancias en el Parlamento local, con lo que dispone a su alrededor el sabio Larousse del vocablo discrepar: divergencia, disimilitud, desemejanza, disentimiento, disconformidad, desacuerdo, los que se han contraído de las sesiones parlamentarias en vez de servir al pueblo. Esa actitud permanece intensamente eterna.

Con el colapso legislativo en su primer año lectivo por culminar –faltando dos años para cerrar el periodo, -de tres-, ésta legislatura, la XVI, asumió carácter del cambio para legislar en favor de Quintana Roo y su gente -y no se ha hecho por andar en la guerra intestina y con sus pares de las otras bancadas, -que no le entraron al contertulio- PAN, PRI, PRD, MC y MAS.

Ante la ausencia de los diputados de Morena, Verde Ecologista y del Trabajo, por segunda ocasión consecutiva, se suspendió la tercera sesión del período extraordinario por falta de quórum ya que sólo asistieron 11 de 25 diputados.

Se trata de una artimaña política diseñada a semejanza de intereses que le permitirá a Morena del patio definir la agenda electoral para sus propios intereses. Morena pudiera haber hecho historia, pero no es así por la falta de voluntad política de los diputadas y diputados que, Morena junto con sus cognomenes aliados, Verde y PT, los que no fueron a sesionar por no convenir a sus intereses chapulinezcos.

La llegada de Morena al Congreso del Estado hizo cimbrar el Recinto Legislativo de Punta Estrella hasta sus cimientos con respecto a la naturaleza del poder con bandera de la 4T ondeando en la mano, ahora la bancada de Morena y aliados Verde y PT abandonaron los valores compartidos en función del concordato partidista que mientras adversen trabajo legislativo se están desarticulando.

Discrepancias por la designación de la coordinadora estatal de Morena 

En los últimos años el senador, José Luis Pech Várguez, se ha dedicado a construir las bases de la preeminencia en el Estado y por la hegemonía morenista por vía de la acción conjunta. Al propiciar el liderazgo de su bandería dentro de negociaciones de amplio alcance una Morena se posicionó de la coordinación estatal del Movimiento de Regeneración Nacional en Quintana Roo, como punto de alta influencia.

Se constituyeron elementos centrales de este renovado posicionamiento de liderazgo en Morena del Estado. El senador José Luis Pech Várguez, manifestó su inconformidad con el principio de acuerdo en el reparto de posiciones para conformar el Comité Directivo Estatal de Morena, luego de una reunión que se llevó a cabo con miembros del Movimiento de Regeneración Nacional.

No falta quien discrepe en el camino. En él convergen unilateralismo y absolutismo. Es decir, la tendencia a menospreciar a la acción en conjunto que caracterizó a Morena en el Estado que distinguió la confluencia e influencia para la designación en la coordinación estatal de Morena, Alma Anahí González Hernández.

Más allá de la guerra comicial previo al proceso electoral, por venir en el 2021, en Morena del patio se ha hostigado a sus principales correligionarios legisladores.

Militantes fundadores en Othón P. Blanco impugnaron ante la Comisión de Honestidad y Justicia de Morena la designación de Alma Anahí González Hernández como dirigente estatal en Quintana Roo al tiempo que rechazaron dicha imposición.

El fundador de Morena, Laurentino Estrella Chan, consideró un proceso totalmente irregular e ilegal, violatorio a los estatutos partidarios esa designación, “aunque digan que es una referente en Cancún, pero nadie la conoce en el Estado”, refirió el activista morenista. “Es una situación inaceptable, una burla para todos aquellos miembros que nos consideramos de base del partido”, afirmó.

“Nadie que se precie de ser fundador de Morena, de conocer los principios y estatutos partidarios, está de acuerdo con esa designación y, en Othón P. Blanco, la rechazamos”, afirmó el morenista othonpeblanquense al externar su descontento.

El resultado de ello es que ha fracturado o debilitado seriamente los mecanismos y canales que articulaban la relación con militantes de Morena, siendo abandonado por los dirigentes nacionales, -dícese-, AMLO y, con el interinato de líder nacional de Morena, Alfonso Ramírez Cuéllar.

Por ello se desborda la capacidad de tolerancia de los fieles morenistas.

No por tratarse de individualidades ajenas a los valores de la acción colectiva, sino por resultar expresión de una fractura política mayor al interior de Morena que lo hace proclive al exterminio.

Deje un comentario

15 + veinte =