“Quítate Tú pa’ ponerme Yo”

Es lo más indicativo para arribar al mando de la Junta de Gobierno y Coordinación Política, Jugocopo, en el Parlamento local, propinando un –descontón- imperativo: ¡Quítate Tú pa’ ponerme Yo! Provocando  languidez en el grupo parlamentario de Morena en la XVI Legislatura del Congreso del Estado.

Saliendo a flote afines figuras como la de la Secretaria de la dirigencia nacional de Morena, Yeidckol Polevnsky, la senadora, Marybel Villegas Canché y, uniéndoseles a la batalla, -a control remoto-, la alcaldesa de BJ, Mara Lezama Espinosa, en lo que significa perder vigor triunfal, -Morena está debilitándose ante el nutrido electorado quintanarroense-.

Así el comportamiento de la bancada de Morena en el Congreso del Estado disminuye el ánimo de los feligreses y de sus hartos seguidores, descorazonando a los quintanarroenses que votaron por ellos, –a los que les están fallando-, peleándose por el poder de la Jugocopo-.

Convirtiéndose la bancada de Morena en una guerra intestina, que parece a veces que no hay tal, para aniquilar y distraer al enemigo en una purga interna para dar un paso más a la percepción de resentimiento, lo que así se entiende al plantearlo frente a la virtud triunfadora de la diputada, Reyna Durán Ovando, quien provocó -un motín a bordo- con el que tomó la batuta de la Jugocopo, –dos veces-, la que ostentaba su cognomen, Edgar Gasca Arceo.

Esa virtud triunfante puede convertirse en resentimiento por la languidez extenuante de los legisladores de Morena, -en desmedro-, porque hay toda una ristra de debilidades e intemperancias, asumidas, de las cuales surge con fuerza la desesperanza y descrédito que caracterizan esa actitud triunfadora. Lo que puede dar resultados presumiblemente magros en los próximos comicios electorales en Quintana Roo en el 2021 y 2022.

La languidez en la política tiene mucho recelo sembrando el desasosiego en el conglomerado social, en medio de la esperanza de un cambio, pero que solo esconde el decanto de quienes piensan eternizarse en el poder y que no atienden las necesidades del pueblo –mandante-, Vox Populi Vox Dei.

La presidente de la Junta de Gobierno y Coordinación Política (Jugocopo), Reyna Durán Ovando, quien simultáneamente está al frente de la coordinación de la bancada Morena, con otros diputados de su grupo legislativo-, no tuvo poder de convocatoria, solo llegaron dos diputados morenos a la cita, Alberto Batún y Fernando Chávez.

El motivo del súbito encuentro de tribunos de Morena fue con la intención de “fijar postura” en el liderazgo de la bancada y Jugocopo, pero no llegaron a la cita, Paula Pech, Fernanda Trejo, Omar Sánchez Cutis. Tampoco acudió el bloque de diputados afines a la presidente del Consejo Nacional de Morena, Bertha Luján, que forman Edgar Gasca Arceo, -fallido presidente de la Jugocopo-, Erika Castillo, Euterpe ‘Tepy’ Gutiérrez y Linda Cobos.

Un verdadero signo de la realidad actual. El tema de este epígrafe, de alguna manera, omnímodo, trascendental, mayúsculo, que parece ser un propósito clave de los círculos del poder que lideran las banderías políticas -en un cóctel multicolor-, como si se tratara de una fatalidad inmutable y no una consecuencia para el cambio del sistema legislativo tratando de convencer que no hay otra alternativa -más que ellos-. Sin embargo, ya está empleándose como recurso político la democracia que menoscaba lamentablemente –en contra de ellos-.

La democracia es un sistema político que llegó a Quintana Roo -para quedarse-, es la democracia la que se le otorga al ciudadano elector el poder de opciones para emitir libremente el sufragio al signo o designo que mejor parezca.

Deje un comentario

Ocho + 19 =