Rafaguean a taxista y pasajeros en Cancún

Chetumal, 7 junio
(Por Esto Q Roo)

Sicarios rafaguearon un taxi del sindicato “Andrés Quintana Roo” la tarde noche de ayer, dejando como saldo dos muertos y tres heridos; en el auto aparte del chofer, viajaban tres pasajeros: un hombre y dos mujeres, una de ellas al momento del ataque bajó de la unidad de alquiler y corrió, pero fue alcanzada y rematada por la espalda y otro hombre perdió la vida de manera instantánea en los asientos traseros y junto a la otra mujer, quien al igual que el operador, su estado de salud es reportado como grave; un joven que viajaba a bordo de una Van del transporte público, resultó víctima colateral al ser alcanzado por las balas perdidas, el herido fue llevado a un hospital; los hechos ocurrieron en el fraccionamiento Haciendas del Caribe con avenida Leona Vicario, Región 201, donde decenas de personas en su mayoría jóvenes y niños fueron testigos.

La cifra de ejecuciones adjudicada a la delincuencia organizada aumentó a 184 el día de ayer, cuando sicarios al parecer estaban ya “cazando” a sus víctimas, las cuales viajaban a bordo del taxi perteneciente al sindicato “Andrés Quintana Roo”, tipo Tsuru, con número económico 4372, con  matrícula 2028-TRU, del estado de Quintana Roo, el cual circulaba sobre la calle Hacienda Ventila, y metros antes de salir a la avenida Leona Vicario, los hombres quienes viajaban a bordo de otro auto, se le emparejaron a la unidad de alquiler, y sin importar que había gente caminando, otros automovilistas y niños jugando en la calle, ellos abrieron fuego, pues llevaban una orden y la tenían que cumplir.

En los primeros disparos, los cuales la gente ya logra diferenciar entre pirotecnia, comenzaron a ingresar a sus hogares, otros se tiraron al suelo y muchos más corrieron buscando refugió en las calles aledañas; el taxista enseguida detuvo su marcha, eso le dio la oportunidad a la mujer que llevaba como pasajera en el asiento del copiloto que bajara y corriera hacia la avenida Leona Vicario, pero al parecer el blanco eran los pasajeros y no el operador del taxi, ya que la mujer fue perseguida a balazos y al llegar a un domicilio fue rematada, su cuerpo quedó tendido boca abajo en la entrada de una casa cuya puerta no alcanzó a abrir, posteriormente, los sujetos aceleraron su marcha hasta que lograron perderse.

Luego de que los disparos cesaron, la gente en su mayoría menores de edad, comenzaron a salir y rodearon el taxi, la puerta del conductor se encontraba abierta y el operador bañado en sangre con un pie debajo de la unidad,  a simple vista se le apreciaban disparos a la altura del estomago, y sin poder decir nada trataba de salir del auto y al mismo tiempo intentaba mantener la calma, por momento cubría su rostro con una toalla y su mirada de desesperación hacia quienes se encontraban a escasos centímetros de él, le recomendaron que se tranquilizara que la ayuda estaba cerca; lo mismo pasaba con la pasajera que se encontraba en la orilla de los asientos traseros con la puerta abierta, intentando seguir su camino a pie, al parecer ella tenía miedo de que los sujetos regresaran a rematarlos, ya que quienes lograron verla y trataban de calmarla, describieron su semblante, mencionando que tenía una expresión de sentir “terror”, a su costado en el mismo asiento, sobre un charco de sangre, se encontraba un hombre ya sin vida.

En medio del caos, la gente comenzó a dar aviso al número de emergencias 911, y las autoridades comenzaron a desfilar por las principales avenidas con sirena abierta, algunos utilizaban el parlante para pedir a los conductores que abrieran el paso y en cuestión de minutos la avenida Leona Vicario, comenzó a convertirse en un caos, ya que por tramos iba siendo cerrado el paso.

Los estudiantes de una secundaria que se encuentra cerca y que estaban saliendo, miraban junto al resto de los vecinos como paramédicos de la Cruz Roja, le brindaban los rimeros auxilios a los sobrevivientes, al presenciar cada uno de los movimientos de las autoridades, comentaban que también alcanzaron a escuchar los disparos y algunos de ellos, se tiraron al suelo.

Luego de que el taxista y la mujer fueran trasladados a un hospital donde iban a ser atendidos, peritos criminalistas comenzaron a procesar el área, para segurar los casquillos percutidos al parecer de grueso calibre que quedaron esparcidos por varios metros.

Minutos después, en otra llamada, mencionaron que había otra persona lesionada, se trataba de un joven quien iba pasando a bordo de una Van del transporte público, cuando las balas perdidas impactaron la unidad haciendo blanco en sus piernas, por lo que también fue trasladado al hospital.

Finalmente y luego de tres horas, los cuerpos fueron trasladados a las instalaciones del Servicio Médico Forense (Semefo), donde permanecen en calidad de desconocidos, la unidad de alquiler a la cual se le apreciaban los impactos en el medallón trasero y costado del lado izquierdo, a bordo de una grúa fue trasladada a un corralón.

Cabe señalar que a pesar del fuerte despliegue operativo por parte de autoridades, los responsables no fueron detenidos.

Deje un comentario

3 × 1 =